Supera de la mejor manera la separación

Muchas veces resulta más sencillo aceptar soltar que aceptar que nos han soltado, cuando de relaciones interpersonales hablamos.



La mayoría de nosotros en algún momento de nuestras vidas hemos tenido que afrontar una separación de pareja, tanto para el hombre como para la mujer resulta un proceso transitorio que puede ser liberador o francamente tormentoso.

Negación: Fase en la cual sentimos rechazo a lo que vivimos.

Ira: Fase en la cual cuestionamos de forma iracunda nuestra situación.

Negociación: Fase donde tratamos de acordar con nosotros mismos o con la ex pareja, intentando buscar una solución.

Depresión: Fase en donde la tristeza se apodera de nosotros.

Aceptación: Fase en la cual se asume la separación como inevitable.

Vive las etapas de tu duelo, todos los duelos traen consigo varias etapas que debemos vivir para superarlo: negación, ira, negociación, depresión y aceptación, mientras más pronto llegues a la aceptación mejor, sin embargo escucha a tu cuerpo y a tu corazón durante cada etapa y reconoce cada una de ellas.

Evalúa tu responsabilidad, puedes hacer una retrospección de tu relación, de tu participación, de tus acciones y omisiones, esto no lo debes hacer con el fin de torturarte, ni culparte por cosas ocurridas, solo lo debes hacer para identificar tu responsabilidad, reconocer tus oportunidades de mejora y aprender de la vivencia, que no sea de gratis pasar por el mal momento, que al menos el aprendizaje quede.

Valora tus momentos de soledad, puede ser que prefieras estar acompañada durante esta fase, pero trata de aprovechar los momentos que te encuentres contigo misma. Haz cosas que te gusten, que solo puedas hacer estando sola, reconoce tus virtudes, hazte consciente de todo el potencial que tienes.

No te estanques, tendrás la tentación de hablar mucho del tema, de desahogarte, de tener pensamientos descabellados que de ejecutarlos terminarías en la cárcel, pero no le des a la situación más tiempo del que merece, transita sin prisa pero sin pausa, no es necesario encadenarse al dolor o el sufrimiento.

Mira la vida en contexto, la vida es una maravilla ¡Estás vivo! probablemente te hayan dejado, probablemente estés sufriendo, pero eso es parte de la vida y cada una de nuestras experiencias nos hace crecer, nos hace sentirnos aquí, nos hace ser mejores, algunas veces peores, pero también es para de la vida… No añores un pasado, céntrate en tu presente y lo mejor vendrá, nadie sabe exactamente cómo o por qué ocurren las cosas, pero sí sabemos que la vida nos sorprende y por lo general con cosas mejores a las que esperábamos.

¿Y si nos han soltado, si nos han dejado ir, es lógico, justo o acertado, engancharnos nosotros a una situación o a alguien que ha decidido dejarnos a un lado para continuar de una forma diferente con su vida? La respuesta es NO. Acepta y crece, acepta y vuela, acepta y comienza de nuevo, acepta y sonríe, que la vida es eso…


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla