Maquillaje UV… ¿Realmente me protege del sol?

Aquí te decimos qué tan efectivo puede ser tu maquillaje para contrarrestar los efectos de la radiación en tu piel.



Cuando hablamos de maquillaje que nos protege del sol, estamos pensando en aquellas cosas que nos cubren el rostro por completo, como las bases de maquillaje. No tiene mucho sentido pensar en si estamos protegidas del sol por el colorete, puesto que podría proteger nuestras mejillas pero jamás la frente o la nariz. En este punto es importante recordar que los SPF de los protectores solares no se suman, de modo que con un maquillaje completo no obtenemos la suma de los protectores solares de cada producto, sino la protección del que tenga el SPF más alto.

El objetivo de usar protección solar no es bloquear un poco de protección solar, sino bloquear toda la que es posible durante un cierto período de tiempo. Un protector solar con SPF 15 no bloquea la mitad de radiación que uno de SPF 30, sino que el SPF 15 bloquea el 93% de los UVB, mientras que el SPF 30 bloqueará un 97%.

Las bases de maquillaje, aunque pueden cubrir el rostro por completo, no quiere decir que su capa actúe como protectora de los rayos UV, porque hay bases que no contienen un factor de protector solar (FPS). Por eso es muy importante que revises que el tuyo contenga FPS de al menos 15.

El maquillaje con FPS, ya sea líquido, cremoso o en polvo, sí puede ser un gran aliado para protegerte del sol, por ejemplo, algunos polvos contienen óxido de zinc o dióxido de titanio, que actúan como un protector solar físico, reflejando la luz del sol antes de que entre en capas profundas de piel.

Pero ojo, no basta que tu maquillaje contenga FPS, porque esto por sí solo no significa que ya estarás protegida al máximo, ya que la protección solar depende de muchísimos factores.

Es fácil caer en algunos errores como estos:

No aplicar lo suficiente de manera uniforme y sólo usarlo en algunas zonas del rostro, para tapar granitos e imperfecciones.
Sólo aplicar una vez, pues en el transcurso del día el maquillaje se diluye, se absorbe o se erosiona. Probablemente no logrará evitar que la radiación solar entre en contacto con las capas de piel.

Confiar en que el FPS de tu maquillaje es suficiente para obtener la máxima protección solar.

Sin duda es preferible elegir un maquillaje que te ofrezca protección solar, a uno que no tenga FPS.

Es muy importante que, antes de que te apliques el maquillaje, te cubras la cara con un protector solar cuyo FPS sea el indicado para tu tipo y color de piel. El maquillaje será un plus para los cuidados contra los dañinos rayos del sol, y lo mejor es que puedes reaplicarlo fácilmente durante el día, especialmente si usas un maquillaje en polvo, el cual no sólo te ayudará a evitar los rayos UV, sino que también formará una capa protectora para resguardar al bloqueador solar y a la crema hidratante que te pusiste antes del makeup.

Además del rostro, no olvides proteger también las áreas visibles del cuerpo, como las manos, brazos y el cuello.

En este orden deberá ser tu rutina de belleza por la mañana, para que te asegures de que estás dándole a tu piel los mejores cuidados:

    Crema, espuma o gel limpiador
    Loción tónica
    Crema hidratante
    Protector solar
    Maquillaje

Otra de las cosas a tener en cuenta es que estos numeritos no se suman. Si te pusiste un labial con SFP 15 y encima un bálsamo también con factor 15, no significa que tienes una protección de 30.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla