Piscinas de lujo

El muy trendy mundo del diseño abarca piscinas fabulosas que se han convertido en un atractivo a la hora de planear vacaciones y elegir los hoteles para hospedarse.



Las infinity pools, o piscinas infinitas, son las más impactante de esos diseños y la máxima expresión de lujo. Se les llama “infinitas” por sus espectaculares vistas del mar y del horizonte o de las ciudades en cuyos roofs están situadas, pues su estilo crea una ilusión óptica de algo que nunca termina, ¡y se unen el cielo y el mar!

¿Ejemplos ideales? La de Le Méridien Bora Bora, con una vista preciosa; la de Banyan Tree Seychelles Resort, rodeada de villas privadas y playas de sueño, que parece desbordarse en el océano Indico, y la muy bella del hotel Caruso Belvedere, en Ravello, en lo alto de la costa de Amalfi, en Italia; también están la de San Antonio en la isla de Santorini, en Grecia, y la impactante piscina La Casa Que Canta, en lo alto del acantilado en la bahía de Zihuatanejo, en México.

Curiosamente, otras albercas fabulosas están “bajo techo”, como la que tiene una vista del Monte Fuji desde el hotel Park Hyatt, de Tokio, que se hizo superfamosa por su protagonismo en la cinta Lost in Translation, con Scarlett Johansson y Bill Murray, que fue dirigida por Sofia Coppola. También preciosas y con vistas muy bellas son las piscinas bajo techo de The Westin Beijing Chaoyang, en China, y la del hotel Tambo del Inka Resort & Spa, en el Valle Sagrado de Perú.

El look más popular es el de las piscinas que integran los extraordinarios paisajes que las rodean, creando un ambiente mágico en el hotel. Con montañas, volcanes, islotes, playas de arena blanquísima… estas swimming pools enmarcan lo mejor de los destinos turísticos. Muchas piscinas imitan las zonas arqueológicas o la naturaleza donde están situadas, como la del hotel Le Méridien Angkor, cuyo diseño se inspiró en las cercanas ruinas de Angkor; la del hotel Amangiri, en el espectacular paisaje del Canyon Point, en Utah, Estados Unidos, y la enorme piscina (¡del tamaño de un campo de fútbol!) del exótico hotel Qasr Al Sarab, en medio del desierto de Liwa, en Abu Dhabi, parte de los hoteles Anantara, que cuenta con mayordomos que traen toallas heladas y popsicles, para refrescar del calor del desierto a los huéspedes. De noche se ilumina como un mirage rodeado de palmeras.

¿Ejemplos de piscinas construidas “en lo alto”: la que está en un balcón del hotel The St. Regis, en Bangkok; la del piso 18 del hotel (un rascacielos en forma de barco de vela) Burj Al Arab, en Dubai, en los Emiratos Arabes Unidos, y las tres del tercer piso del InterContinental Hong Kong (dos de agua caliente y una de agua fría, y todas con música bajo el agua), que nos hacen creer que estamos flotando en Victoria Harbor, frente a los rascacielos de Hong Kong.

¿Otras muy bellas? La del hotel Pitrizza, en la Costa Smeralda, de Italia, creada en las rocas del mar; las del St. Regis Princeville Resort, en Hawai, región donde abundan las piscinas maravillosas, como también la nueva del Four Seasons Resort Maui, en Wailea, Hawai; las del W Retreat & Spa, en Bali, un hotel cuyas lujosas villas tienen piscinas privadas sensacionales; las del Sheraton Fiji Resort, en Fiji; las del hotel Grand Velas en la Riviera Maya de México; la del Sheraton Senggigi Beach, en Indonesia; la del Al Bustan Palace InterContinental, en Muscat, Omán; las del W Retreat & Spa, en las islas Maldivas (un lugar paradisíaco como pocos en el mundo) donde se destacan las piscinas “de serenidad”, con énfasis “en la paz y tranquilidad de los huéspedes”, y donde solamente se permiten adultos.

Otras piscinas fabulosas: la del Four Seasons Resort Maldivas, en Kuda Huraa; la del Anantara Bophut Resort & Spa, Koh Samui, en Tailandia, con una vista increíble del golfo de Tailandia y un divertido bar estilo swim-up; las de estilo lagunas de la Hacienda Na Ximena, en Ibiza, sobre un acantilado, cascadas y vistas preciosas, y la del hotel Bahía del Duque, en Tenerife, Islas Canarias, entre muchas.

¿Muy curiosas? La que el Libro Guinness de Records Mundiales llama la más grande del mundo: la de San Alfonso del Mar, en Algarrobo, Chile, de un kilómetro (0.66 milla) de longitud, con otra piscina central caliente en forma de pirámide de cristal. También la del hotel Golden Nugget, en Las Vegas, llamada The Tank, donde junto a cascadas hay un enorme tanque ¡con 16 tiburones!

¿Una reliquia de los años 1950? La famosa piscina en forma de piña del hotel Raleigh de Miami Beach. ¿La más adorada por las celebridades? La piscina infinita, en pleno mar Mediterráneo, del hotel du Cap-Eden-Roc, en Cap d’Antibes, en la Riviera francesa, construida en las rocas (¡tuvieron que dinamitarlas cuando se restauró el elegante hotel en el 2011!) y donde el agua de mar se calienta a una temperatura de 27° C (82° F). Ofrece servicio de elegantes camareros y varios trapecios para que los huéspedes más aventureros se lancen al mar desde 4 metros (13 pies) de altura.

Fuente: www.vanidades.com


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla