Infartos en mujeres: ¿cómo identificarlos?



El infarto de miocardio o ataque al corazón constituye una de las patologías más comunes que podemos encontrarnos. Según estudios estadounidenses, cada 90 segundos fallece una mujer a causa en un infarto de miocardio, y es que el sexo femenino, además de ser altamente propenso a la aparición de esta patología tan común en la actualidad, cuenta con síntomas totalmente diferentes a los del sexo masculino, lo que en ocasiones dificulta tanto su identificación como su tratamiento.

Hoy explicaremos las diferencias existentes en los síntomas de los infartos cardíacos entre el hombre y la mujer, ayudarte a entender el por qué se dan estas diferencias y decirte cómo debes actuar ante estas diferencias, o en general, ante un infarto cardíaco.

¿Por qué es diferente?

Como lo hemos comentado al principio del artículo, el infarto de miocardio no se produce de igual manera en el cuerpo de los hombres como en el de las mujeres. Diferentes son los síntomas que podemos encontrarnos en esta patología según el sexo del afectado pero ¿Porqué son diferentes? La respuesta a esta pregunta es más fácil de los que piensas.

Hasta hace unos años, los infartos de miocardio habían sido tratados de igual manera ya fuera mujer u hombre la persona que padeciera esta patología. Algunos de los tratamientos que se llevaban a cabo tanto en la prevención como en la cura de estos infartos no atendían la totalidad de las condiciones que podían darse, llegando a producirse casos de mujeres que sufrían estas patologías pero que no eran tratadas como tal por no ser semejantes sus síntomas con los comunes en casos de infartos de miocardio. Por esta razón, desde hace unos años se tienen en cuenta las diferencias en lo que a síntomas se refiere en ambos sexos permitiendo un mejor diagnóstico.

Síntomas del infarto de corazón en la mujer

El síntoma más común y habitual en el infarto de corazón ya sea en el hombre como en la mujer es el fuerte dolor en el centro del pecho. Esta dolencia suele ser bastante concreta, ya que la persona siente como si se le estuviera aplastando el tórax durante unos minutos, pudiéndose dar también de forma intermitente. Es sin duda alguna uno de los síntomas más alarmantes y razón principal para ir a urgencias con el fin de hacernos un chequeo y descartar un posible infarto.

La falta de aire y la sensación de ahogo extremo es otro de los síntomas que pueden darse en el caso de los infartos en la mujer. De manera repentina la persona se queda sin aire y siente que no puede respirar, que se ahoga. Es importante atender a este síntoma ya que se da en situaciones normales, mientras se reposa o mientras se realizan tareas de escaso esfuerzo. En definitiva, este síntoma representa la incapacidad del corazón para bombear bien la sangre y por lo tanto para repartir oxígeno a todos los órganos que lo necesitan para su buen funcionamiento como pueden ser los pulmones.

Las molestias oseas también pueden ser síntomas claves a la hora de detectar un infarto de miocardio. En especial, la espalda y la mandíbulas son las partes del cuerpo más propensas a sufrir dolores relacionados con el infarto de corazón. Hay que tener muy precaución con este tipo de dolencias ya que los dolores de espalda suelen darse muy a menudo en las mujeres ya sea por esfuerzo o por la realización de alguna actividad física y no le damos la importancia que realmente tiene.

Aunque los hombres también sufren náuseas e incluso vómitos cuando padecen un infarto cardíaco, las mujeres son el triple de propensas a sufrir estos síntomas. Al igual que las dolencias óseas, la acidez y los vómitos pueden darse en cualquier situación pero es muy importantes que los tengamos en cuenta sobre todo cuando se dan acompañados por otros síntomas de los explicados anteriormente.

Por último, otro de los síntomas a tener en cuenta a la hora del infarto de miocardio en una mujer, es el cansancio inusual que puede darse. Este cansancio se puede ver reflejado en una repentina falta de energía y puede darse ya sea de manera repentina o durante varios días, por lo que hay que tenerlo en cuenta especialmente si se unen a otras dolencias.

Qué hacer ante un infarto

Ya se trate de un hombre o una mujer la persona que padezca el infarto lo principal y más importante de todo es que mantengamos la calma y la tranquilidad si nos encontramos en un caso así. Si no transmitimos a la persona que lo padece esa tranquilidad lo estaremos poniendo más nervioso y alterado de lo que ya puede encontrarse.

Cuando se produzcan varios signos de los anteriormente señalados es importante que se vaya al médico a la mayor brevedad con el fin de evitar que se produzca. Si por el contrario ya se está dando la situación, se debe llamar a urgencias y seguir las indicaciones de los expertos mientras llega al lugar.

Fuente: www.bekiasalud.com


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla