Sardinas rellenas de pimiento



Ingredientes

Tiempo de preparación: 30 minutos, más el tiempo de rehogado y horneado
Raciones: 4 porciones

2 Pimientos Rojos

125 gramos de Mantequilla

1 kg de Sardinas frescas

Sal marina

4 cucharadas de Aceite de Oliva

2 cucharadas de Pan rallado

Preparación

Lava los pimientos, córtalos por la mitad y luego, en juliana.

Funde 80 g de la mantequilla en una sartén y rehoga a fuego lento el pimiento hasta que quede tierno.

Limpia las sardinas, retírales las espinas y conserva las cabezas. A continuación, lávalas con cuidado y escúrrelas.

Calienta el horno a 180°C (con la circulación de aire activada, a 160 °C). Sala las sardinas, rellénalas con parte del pimiento y acerca los lomos aplastándolos un poco.

Dispón las sardinas muy juntas en una fuente para horno, esparce el pimiento restante y vierte el aceite.

Espolvorea las sardinas con el pan rallado y el resto de la mantequilla en copos y hornéalas de 15 a 20 minutos.

Beneficios

La sardina por su contenido en Omega 3 ayuda a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos. También aumenta la fluidez de la sangre, lo que disminuye el riesgo de arteroesclerosis y trombosis.

Las vitaminas del grupo B encontradas en la sardina, permiten el aprovechamiento de los nutrientes energéticos (hidratos de carbono, grasas y proteínas) e intervienen en numerosos procesos de gran importancia como la formación de glóbulos rojos, la síntesis de material genético, la producción de hormonas sexuales, etc.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla