Pastel de queso de oveja



Ingredientes

Tiempo de preparación: 20 minutos, más el tiempo de cocción y horneado
Raciones: 6 porciones

200 gramos de Queso de Oveja

1 manojo de Eneldo

1 manojo de Perejil

Mantequilla, para untar la fuente

12 láminas de masa de Pan Yufka

2 cucharadas de Aceite de Oliva

150 gramos de Mantequilla

140 ml de Leche

Sal

Preparación

Desmenuza el queso. Lava el eneldo y el perejil, agítalos para secarlos y pícalos. Mexcla los tres ingredientes. Unta una fuente refractaria grande con mantequilla.

Corta las láminas de masa de pan yufka del tamaño de la fuente. Recubre el fondo de esta con 1 lámina. Calienta el horno a 225°C (con la circulación de aire activada, a 200°C).

Calienta en una cazuela agua un poco salada con el aceite y cuece, una a una, 10 láminas de masa durante unos 2 minutos.

Sácalas cuando floten y lávalas enseguida con agua fría. Escúrrelas.

Calienta la mantequilla y vierte encima la leche. Unta con la mezcla las láminas de masa y superpón 5 de ellas en la fuente. Reparte la preparación de queso sobre la lámina superior y coloca después las otras 5 láminas encima.

Dobla el borde sobrante hacia adentro. Dispón la última lámina sin cocer encima de todo y úntala con la mezcla de leche y mantequilla.

Corta el pastel en cuadros de 8 cm y cuécelo en el horno unos 30 minutos. Sírvelo caliente.

Beneficios

El queso de oveja presenta más vitaminas y minerales que el queso de vaca. Por otra parte su contenido en lactosa es más bajo, por lo que puede resultar más adecuado para aquellas personas que presentan intolerancia a la lactosa o alergia a la leche de vaca.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla