3 Remedios para quitar los puntos negros

¿Qué son los puntos negros? ¿Cómo se originan? y ¿Qué se puede hacer para combatirlos y hasta evitarlos?



Los llamados puntos negros se originan cuando los poros se llenan y taponan con grasa o sebo y células muertas lo que consigue ensanchar el conducto y dilatar los poros.

Con el tiempo, esta masa densa sale a la superficie donde adquiere un color marrón/negro gracias a la melanina que contienen las células muertas de la piel y al proceso propio de oxidación de la grasa (que se oscurece) al “salir” al exterior.

Debido a que los puntos negros están conformado por sebo, es lógico suponer que aparecen en las áreas con mayor número de glándulas sebáceas y que están más al aire libre como la zona T (frente, nariz y barbilla) y en ocasiones, el escote y la parte superior de la espalda.

      -Hervir litro y medio de agua y luego agregar 1 cucharadita de menta, otra de lavanda y otro de romero. Una vez el agua alcanza el punto de ebullición, retirar el recipiente del fuego y dejar enfriar por 5 minutos. Posteriormente, colocar una toalla sobre la cabeza, a modo de tienda, y acercarse, con el debido cuidado, al vapor que emana del recipiente. Colocar el rostro a 30 centímetros de distancia del vapor por 5 minutos. Pasado ese tiempo, apartarse y con una gasa estéril, apretar con suavidad los poros para extraer los puntos negros. Lavar la cara con un jabón neutral y pasar agua de rosas, mediante una bolita de algodón, como tonificante para cerrar los poros.

-Mezclar 2 cucharadas de leche y 2 cucharadas de gelatina sin sabor en un recipiente para microondas y calentar por 10 segundos. Aplicar esta preparación con un pincel limpio sobre la zona con puntos negros. Dejar actuar durante 10 minutos y retirar a modo de una tira. Luego, lavar muy bien con agua tibia, y, por último, aplicar crema humectante, adecuada al tipo de piel.

– Mezclar 3 cucharadas de yogur natural con el jugo de un limón grande. Aplicar sobre el rostro y dejar puesta por 20 minutos. Retirar con un paño humedecido y terminar pasando una bolita de algodón que contenga extracto de hamamelis (tiene propiedades astringentes lo que reduce el tamaño de los poros) Aplicar esta mascarilla 2 veces por semana.

Recomendaciones:

Tener una rutina diaria de limpieza. El cutis se debe lavar diariamente en mañana y en la noche. Si trata de una piel muy grasosa, es recomendable lavarla hasta tres veces al día, con los productos adecuados.

Realizar una exfoliación una vez a la semana. Este paso es esencial, ya que ayuda a remover todas las células muertas y a reducir el nivel de la grasa acumulada. Es aconsejable hacerlo una vez por semana.

Evitar tocarse demasiado los puntos negros con las manos, ya que podrían estar sucias lo que podría empeorar la situación e incluso podría causar una infección.

 


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla


Redacción