Asado de pasta al queso con champiñones



Ingredientes

Tiempo de preparación: 10 minutos, más 40 minutos de tiempo de cocción
Raciones: 4 porciones

3 cucharadas de Aceite de Oliva Virgen Extra

1 Cebolla, finamente troceada

2 dientes de Ajo, machacados

2 cucharaditas de Salvia troceada

250 gramos de champiñones, cortados en cuartos

500 gramos de Salsa de Queso casera

375 gramos de Penne secos

2 cucharadas de Perejil troceado

4 cucharadas de Queso Parmesano recién rallado

Sal

Pimienta Negra

Aceite de Oliva en espray, para untar

Preparación

Unta ligeramente con aceite en spray 4 fuentes de asar de 300 ml. Calienta 1 cucharada del aceite de oliva en una sartén, añade la cebolla, el ajo, la salvia, salpimienta al gusto y fríelos a fuego lento durante 10 minutos, hasta que se ablanden.

Agrega el resto del aceite y aumenta el fuego a rápido. Incorpora los champiñones y fríelos, removiendo durante 3 o 4 minutos, hasta que se doren.

Añade la salsa de queso y caliéntala a fuego lento durante 2 o 3 minutos, hasta que empiece a borbotear.

Mientras, sumerge la pasta en una olla grande con agua hirviendo ligeramente salada. Espera a que vuelva a hervir y deja que se haga durante 10 o 12 minutos, a hasta que esté al dente. Escúrrela bien y vuelve a ponerla en la olla.

Vierte la salsa sobre la pasta junto con el perejil y salpimienta. Remueve bien.

Reparte la pasta entre las fuentes preparadas y esparce por encima el parmesano. Pon a asar en un horno precalentado a 190°C (marca de gas 5) por espacios de 15 o 20 minutos, hasta que borbotee y se dore. Sirve con una ensalada verde crujiente.

Para preparar salsa de queso casera

Derrite 50 g de mantequilla sin sal en una cazuela, añade 50 g de harina normal y cocínala a fuego lento, removiendo durante 1 minuto hasta que se dore. Gradualmente, añade y mezcla con ello 600 ml de leche y cocínalo sin dejar de remover hasta que la salsa esté uniforme. Deja que llegue a ebullición, removiendo, y entonces reduce el fuego y deja que se haga lentamente durante 2 minutos. Incorpora sal y pimienta al gusto y retira la cazuela del fuego. Añade inmediatamente 100 g de queso cheddar rallado y remueve.

Beneficios

Los champiñones, como la mayoría de las setas comestibles, se caracterizan nutricionalmente por poseer una gran cantidad de agua, proteínas, minerales y vitaminas, y un bajo contenido en grasas y calorías.

Por ello, son adecuadas dentro de dietas equilibradas, sanas y bajas en grasa, gracias a que su aporte nutricional es sumamente interesante para aportar a nuestro organismo los diferentes nutrientes esenciales que necesita.

Ayuda a una correcta hidratación de nuestro organismo gracias precisamente a su contenido en agua. Además, aporta vitaminas del complejo B, necesarias para el buen funcionamiento del sistema nervioso, el sistema inmunológico, la regeneración de los tejidos, la salud visual y para la transformación de energía, entre otros.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla


Artículos Relacionados