Gastos “inofensivos” que arruinaran tu quincena

Si eres de los que se ha preguntado



Si bien es cierto que ha crecido la pobreza salarial en el país, también es importante destacar y reconocer las prácticas que perjudican las finanzas de los trabajadores.

En un sondeo reciente, los lectores reportaron que el error financiero más frecuente es comprar por impulso.

Eso, sin duda, es un golpe bajo a las finanzas personales, pero hay otro tipo de gastos no planeados, menos importantes y casi imperceptibles que podrían pasar desapercibidos hasta que te sientas a hacer las cuentas.

Comprar cosas, que nos la ofrecen constantemente a meses sin intereses o en pagos fijos, puede representar un gasto que, mal planeado, se comerá tu quincena. Por ello es importante reflexionar bien sobre adquirir cosas o bienes bajo esta modalidad y sobre todo tener muy presente tu capacidad de endeudamiento en función de la periodicidad de los pagos.

Aquí te mostramos algunas cositas que están en tus manos cambiar y que debes hacer para mejorar tus egresos y tus niveles de endeudamiento.

Tomar taxi o recurrir a apps como Uber o Cabify cuando se te hace tarde o sientes flojera. Sólo piensa en cuántas veces lo haces sin tener ese gasto considerado. Mejor has un pequeño esfuerzo y levántate más temprano o coordina con alguien que te de el aventón.

No poder controlar tus antojos también representa un gasto no planeado. Puede que sea pequeño pero lo importante es monitorear la frecuencia con que lo haces. Ese heladito de la tarde, la merienda de media mañana, el postre de la tarde.

Dejarse convencer por los amigos para ir por un café o salir a algún lugar que se sale de tu presupuesto. Esta es la parte más difícil si tomamos en cuenta que somos parte de una sociedad consumista, pero también la más alegre, divertida y amigable que existe. Pon en tu presupuesto un día para eso, pero no siempre.

Ponerle minutos adicionales al estipulado al celular puede resultar costoso. Quizás no lo sientas si le pones 20, 50 o 100 pesos, pero ¿cuántas veces a la quincena lo haces? Quizás te convendría más contratar un plan.

Si eres de los que da un peso a todo aquel que le pide en la calle, a los limpia vidrios, ‘franeleros’ y a los viene-viene, quizás debas hacer la suma de todo ese dinero que, aparentemente, no necesitas.

Comer todos los días fuera de casa es un gasto considerable. Quizás no lo sientes porque se te hace más fácil de esta manera pero cuando empieces a comer más seguido en casa, notarás la diferencia.

Comprar todos los días café en una cafetería, ya sea por la mañana o después de la comida. Haz cuentas; no se trata de que ya no lo compres pero quizás podrías hacerlo con menor frecuencia o hacer tu propio café en casa.

El agua es necesaria para mantenernos hidratados, principalmente en épocas de calor; sin embargo, hay quienes compran diario una botella de agua en su camino al trabajo o a la escuela cuando podrían llenar un recipiente desde casa y transportarlo.

Finalmente y entendemos que es muy importante, olvidar constantemente las fechas de pago de diversos servicios o créditos puede generar cargos, moras e intereses que deberás pagar aunque sea dinero que no tenías considerado gastar.

 


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla


Redacción