Jugar aprendiendo: Tus hijos irán mejor en la escuela



¿Quién dijo que aprender es aburrido? Los juegos de mesa pueden ayudarlo

Como mamá sabes que una de tus tareas es ser maestra: tienes que encontrar la manera fácil en que tus hijos reafirmen lo que vieron en clase; pero ¡es un reto! No todos aprenden de la misma manera – y mira que te lo dice una mamá de 3 niños- y tienes que ser hábil para que refuercen los conocimientos. Una idea que a mí me ha funcionado bastante, son los juegos.

Platicando con mis amigos de Geek.Education, plataforma que conecta tutores particulares con alumnos, preparamos unas opciones de juegos (que nos recomiendan) que te permitirán un momento de diversión y aprendizaje con tus hijos.

Ajedrez: Mi papá siempre jugaba con nosotros ajedrez y aunque yo no era muy fan ¡me ayudó muchísimo!; Este juego te ayuda a desarrollar funciones cognitivas, mejora su razonamiento y resolución de problemas. Con el ajedrez aprenderán a crear estrategias y la importancia de la planeación.

Rompecabezas/Puzzles: Existen de diferentes formas, tamaños, diseños, nuestros hijos pueden pasar horas de diversión con ellos, pero lo más importante es que con este juego aprenderán a observar mejor su entorno y aprenderán a armar planes de acción, pues deberán seguir uno para armar su rompecabezas.

Memorama: ¡De mis favoritos! Si tienes oportunidad juega este con tus hijos, es buenísimo. Existen muchas tiendas que venden estos juegos con temáticas educativas como: héroes nacionales, monumentos históricos y elementos y fórmulas químicas, entre otros más. Refuerza la memoria y la convivencia.

Juegos de palabras: Si tus hijos no son buenos con los libros y español, juego como el Scrabble son una excelente opción: les permiten a los niños ampliar su lenguaje y conocer conceptos nuevos, además de que estimula su creatividad con las palabras y le exige incrementar su capacidad de organización.

Juegos con dados: Entre estos casos podemos nombrar Serpientes y Escaleras, Mononopoly y Turista Mundial, entre otros. Estos juegos permitirán al niño a aprender a hacer sumas y restas de manera más rápida y ágil. Una manera de enseñarles matemáticas sin el sufrimiento que eso representa.

Fuente: www.melodijolola.com


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla


Redacción