Los increíbles beneficios de la alfalfa y sus propiedades



La alfalfa es una especie de planta herbácea, siendo una especie perteneciente a la familia de las fabáceas. Procedente de la antigua Persia, es una planta con diversos usos en la gastronomía y la medicina, que actualmente ha expandido sus múltiples beneficios en toda la cultura gastronómica global.

Dicho esto, a continuación presentaremos a grosso modo los beneficios de consumo y las propiedades que éste vegetal posee sobre el mejoramiento dentro de la salud en las personas, y además te ayudaremos a conocer para qué enfermedades podría ser útil como tratamiento, o bien para evitar los mismos.

Beneficios nutritivos de la alfalfa

La alfalfa contiene increíbles propiedades alimentarias, ya que posee una abundante cantidad de vitaminas tales como la tiamina (B1), riboflavina (B2), Niacina (B3), Acido pantoténico (B5), Vitamina B6, vitamina K, y variados minerales tales como el Calcio, Hierro, Magnesio, Manganeso, Fosforo, potasio, sodio y zinc.

No es difícil entender por qué la alfalfa resulta tan nutritiva al ser consumida luego de conocer su abanico de vitaminas contenidas, poseyendo también una fibra alimentaria óptima para el cuerpo.

Propiedades de la alfalfa

Alto contenido en calcio y vitamina D.

Evita los déficits de calcio en el cuerpo: Al tener un alto contenido de calcio, la alfalfa puede ser usada para restablecer los niveles de calcio en el cuerpo.

Ayuda en caso de poseer artritis y artrosis: Ya que la alfalfa posee vitamina D y calcio en altas cantidades, ayuda con los casos de artritis y artrosis, enfermedades que afectan las manos y rodillas de forma severa a las personas. Además alivia el dolor causado por estas gracias a sus cualidades y componentes analgésicos.

Ayuda a purificar el cuerpo

Siendo eficaz como planta diurética, puede reducir la hipertensión arterial en las cardiopatías congestivas, y ayuda a la eliminación de líquidos en el cuerpo, también puede evitar los cálculos renales.

Regula el colesterol y es antioxidante

Gracias a los filo esteroles que posee la alfalfa, es perfecta para regular el colesterol en el cuerpo, liberando las paredes arteriales y proporcionando una óptima salud, además de ayudar en la prevención de enfermedades cardiacas y accidentes cerebro vasculares.
Gracias a los carotenos contenidos en la alfalfa, actúa como un antioxidante en el cuerpo.

Promueve la creación de glóbulos rojos en la sangre y ayuda contra la anemia.

Gracias a la vitamina B2, llamada riboflavina, la alfalfa promueve la creación de glóbulos rojos en la sangre, asegurando la integridad de la piel.

Ayuda a combatir distintos tipos de adicciones

Ya que posee propiedades alcalinizantes que promueven la desintoxicación, la alfalfa es buena para combatir adicciones tales como la dependencia al alcohol y la dependencia de las drogas.
Contribuye en la regulación del azúcar en la sangre y también es idónea para tratar la diabetes.
Debido al elevado contenido de manganeso que la alfalfa posee, los diabéticos que han tenido problemas para responder a la insulina han notado mejores resultados al consumir alfalfa en su dieta.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla