Mitos y verdades sobre la celulitis



La celulitis es grasa que se acumula debajo de la superficie de la piel, haciendo que la piel se vea como con “pozos”. Los lugares donde se concentra es en las caderas, muslos y glúteos. Según la Clínica Mayo, la celulitis es más común en mujeres adolescentes y adultas, pero no es una condición médica seria, aunque obviamente puede ser molesta.

Qué dicen los expertos

Según la Clínica Mayo, la mayoría de los tratamientos que se ofrecen, incluidas las cremas o los masajes, no han demostrado hacer realidad sus promesas. Sin embargo, hay hábitos que pueden ayudar o empeorar. A continuación algunos mitos y verdades.

1. Las mujeres tiene más que los hombres
Verdad. Ellas acumulan más adiposidad en glúteos, muslos y caderas, y también tienen menos tejido conectivo, que es el responsable de mantener “todo en su lugar”. Sin embargo, hay un 10% de hombres que tienen celulitis.

La celulitis solo afecta a los gordos
Falso. El sobrepeso la hace más notoria ya que hay más grasa bajo la piel y esto afecta el tejido conectivo. Pero es una condición que alcanza tanto a personas gordas como a delgadas, de hecho, hay modelos de Victoria’s Secret que van a centros de estética para hacerse tratamientos, a pesar de ser delgadas, entrenar y cuidarse mucho.

¿Cuántas mujeres tienen celulitis?
Cerca del 90% de las mujeres tienen celulitis en algún lugar de su cuerpo. Los Institutos Nacionales de la Salud de EE.UU. explican que aparece cuando las fibras de colágeno que conectan la grasa con la piel se estiran o se rompen, y permiten que sobresalgan los adipocitos, o depósitos grasos presentes bajo la superficie de la piel. Así éstos se hacen más notorios y la piel se ve con hoyuelos.

La celulitis empeora con la edad
Verdad. Las hormonas juegan un papel fundamental en la aparición de celulitis. Con los años el cuerpo produce menos estrógenos, una hormona que ayuda al buen funcionamiento de los vasos sanguíneos, y la circulación empeora. También se produce menos colágeno y el tejido conectivo se rompe con más facilidad.

Puede ser genética
Verdad. Si hay celulitis en la familia es difícil salvarse de ella. El mercado ofrece un test genético para averiguar las probabilidades de tenerla y en qué grado. La idea es que los médicos puedan prevenirla, pero su precio elevado y tal vez no valga la pena pagar para evitar lo que aparece en el 90 % de las mujeres en algún momento de su vida.

Fumar la empeora
Verdad. El humo afecta la circulación y reduce el flujo de los vasos sanguíneos. Así interfiere en la formación de colágeno, se debilita y se daña más el tejido conectivo. Al ceder este tejido, es más fácil que se escapen las concentraciones adiposas, y con ello se hace mucho más notoria la celulitis.

La actividad aeróbica la elimina
Falso. El ejercicio cardiovascular ayuda a bajar de peso y reduce la concentración de grasa. Pero lo que mejora la piel es una combinación de ejercicios de resistencia combinado con actividad aeróbica.

Las cremas reafirmantes la borran
Falso. Estudios demuestran que hay productos que engrosan la piel (como en el caso del retinol) y disimulan irregularidades, pero el efecto es temporario. Y hay poca evidencia de que las cremas con estimulantes como la cafeína, el jengibre o el té verde mejoren la circulación y puedan romper los depósitos de células grasas.

Los rellenos cutáneos la borran
Verdad. Los rellenos inyectables a base de ácido hialurónico que se utilizan para rellenar pómulos y borrar arrugas demostraron beneficios temporarios en pieles con celulitis. El efecto es como cubrir la epidermis con una capa que borra las imperfecciones, pero es caro y dura solo unos meses.

Los procedimientos no invasivos ayudan
Verdad. Los tratamientos con láser, radiofrecuencia, endermologie y masajes se usan hace años para mejorar la apariencia de la piel. Los resultados son efectivos pero no permanentes, y requieren tiempo y dinero ya que se necesitan entre 10 y 15 sesiones para ver los primeros resultados.

La liposucción la mejora
Falso. No es recomendable en casos de celulitis ya que puede hacer más evidente la presencia de adipocitos. Hay técnicas de succión más eficaces, donde se desliza un cabezal con rodillos que “desarman” las irregularidades. Las sesiones son caras, duran 30 minutos y recién se ven resultados a partir de la décima.

La radiofrecuencia la reduce
Verdadero. Los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU. informan que un tratamiento para la celulitis realizado en 12 sesiones de 12 minutos ha demostrado buenos resultados y alta satisfacción en las pacientes. Se les aplicó un dispositivo bipolar con radiofrecuencia que elevó la temperatura de la piel a 42º C y mejoró la silueta y la apariencia de la piel.

Hay prendas que la combaten
Falso. Hay medias, fajas y calzas para hacer ejercicio que prometen eliminarla con sus fibras que hacen micromasajes. Lo que hacen en cambio es impedir el flujo normal de la sangre y con ello empeorar la circulación, que puede causar más celulitis. Solo es un truco de marketing.

La dieta puede ayudar
Verdad. Si bien no alcanza solo con esto, comer sano y equilibrado ayuda a tener un peso saludable y se reduce la concentración de grasas en el cuerpo, que suele ser más elevada en zonas con celulitis. También es bueno hidratarse bien, por eso conviene consumir alimentos con mucha agua como pepino, tomate, pimiento y sandía.

Solo los dermatólogos la tratan
Falso. La celulitis no es una condición médica, por eso no hace falta tener una especialidad de este tipo para tratarla. Algunos procedimientos como el láser y la endermologie los realizan técnicos especializados. En el caso de la cirugía Cellulaze sí se necesita un dermatólogo o cirujano cosmético.

¿Qué es Cellulaze?
Esta intervención fue aprobada en 2012 por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. Un láser óptico penetra en la piel a través de una incisión del tamaño de la punta de un alfiler, rompe el tejido conectivo fibroso, derrite la grasa que está empujando para emerger y estimula la formación de nuevo colágeno. Hay tres días de recuperación, cuesta $ 3,500 dólares por pierna y el resultado dura 1 o 2 años.

El drenaje linfático funciona
Verdadero. Según un estudio eGodoy” (por el nombre de sus creadores) sometió a 10 pacientes a sesiones de 4 horas diarias de drenaje linfático manual y mecánico. Después de 10 sesiones, se comprobó una reducción de entre 4 y 5.7 cm y hasta más de 10 cm de perímetro.

Fuente: www.holadoctor.com


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla