Raíces para mejorar tu salud

Estas raíces milenarias pueden ayudarte con tu salud. ¡Atrévete a conocerlas!



Bajo la tierra se esconde una gran variedad de raíces con diversas aplicaciones para la salud. El jengibre, el taro y la dalia pueden ayudar a facilitar la digestión, tratar problemas de garganta o en la prevención de diversas enfermedades.
¿Sabes para qué se usan y si realmente pueden curar?

Jengibre
Es una raíz con diversas funciones en el organismo. Puede actuar como antiinflamatorio celular, coadyuva en la activación de los jugos digestivos, auxilia en los problemas de garganta, mejora el flujo sanguíneo, combate el envejecimiento temprano y baja los niveles de estrés. La manera más popular de consumirlo es en infusión.

Taro
Esta raíz, popular en varios platillos de la Polinesia Francesa, aporta alto contenido en fibra, lo que la vuelve útil para la salud gastrointestinal y auxiliar en la prevención de la diabetes. También es rica en antioxidantes fenólicos que ayudan al sistema inmune a eliminar los radicales libres del organismo. Puede obtenerse en supermercados.

Remolacha
La remolacha o el betabel incluye propiedades que favorecen la eliminación de sustancias tóxicas del organismo, ayuda a reforzar el sistema inmunológico, aporta vitamina C, potasio y hierro, y levanta el estado de ánimo al contener betaína, compuesto que aumenta la producción de serotonina. Puede prepararse en jugos o ensaladas.

Ginseng
Durante más de 2,000 años el ginseng se ha empleado en el tratamiento de varios problemas de salud que van desde infecciones, complicaciones del corazón, falta de concentración, hasta enfermedades como diabetes y cáncer. Entre sus bondades, incluye varios compuestos como almidón, aminoácidos, betacarotenos y minerales.

Dalia
El tubérculo de la dalia, flor nacional de México, aporta carbohidratos complejos que facilitan la digestión, minerales como el calcio, hierro, cobre, zinc; y vitaminas C y E. Son fuente de fibra natural y fibra dietética que ayudan a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos.

Camote
El camote es una raíz cargada de fibra, vitaminas y minerales que benefician al cuerpo. El nutriente que más abunda es la vitamina A, que tiene grandes beneficios en el sistema inmune y en la vista. Además es un potente antioxidante que ayuda a eliminar los radicales libres que favorecen el desarrollo de problemas del corazón y artritis.

Zanahoria
Cómo olvidar esta magnífica raíz digestiva y protectora. La zanahoria cubre el requisito diario de vitamina A, mientras que por igual auxilia en el retraso del envejecimiento, reduce los niveles de estrés, ayuda a controlar la presión arterial, y asistiría en la prevención del cáncer.

Regaliz
El regaliz se utiliza para múltiples problemas digestivos y para el dolor de garganta. Se sabe que es probablemente eficaz aplicado en la piel, para dermatitis y eccema. También hay evidencia científica de que alivia la dispepsia (acidez) combinada con otras hierbas, como la menta y manzanilla alemana.

Withania somnífera
La raíz y de la baya de la planta de Ashwagandha son una medicina ayurvédica tradicional en la India, también conocida como el “ginseng indio”. Se utiliza principalmente para la artritis, ansiedad y dificultad para dormir (insomnio). Pese a la popularidad de la planta, su eficacia sin embargo aún no ha sido probada totalmente. Hay cierta evidencia de los beneficios para controlar la ansiedad.

Colinabos
Los colinabos proporcionan fibra y altas dosis de vitamina C, alrededor del 47% de la ingesta diaria recomendada. Además, es una buena fuente de zinc que desempeña un papel importante en la salud del sistema inmunitario, función cerebral y metabolismo.

Cúrcuma
Proviene de la India y es utilizada como especie para dar color y sabor a los platos. También se llama azafrán cimarrón, guisador o palillo. Pro no sólo es utilizada en la cocina, pues posee muchas propiedades medicinales debido a la curcumina.
Puede mejorar los daños en el hígado, inhibe el crecimiento en el cáncer de piel, alivia los dolores de la artritis, reduce el colesterol, ayuda a prevenir el Alzheimer y fortalece el sistema inmunológico. En el mercado puedes encontrarla en forma de polvo.

Todas estas raíces pueden beneficiar a tu salud, pero antes de comenzar a tomarlas, consulta a tu médico de cabecera, porque aunque son naturales, también tienen contraindicaciones en muchos casos, sobre todo si sufres algún tipo de enfermedades, estás embarazada o tomas algún tipo de medicación específica. Lo natural siempre está bien, pero no podemos olvidar que en ocasiones hay que consultar con el especialista un consumo habitual de estos alimentos.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla