¿Cómo adelgazar rápidamente, según tu edad?



Si estás en tus veintes, tienes suerte, porque es en esta etapa cuando tu metabolismo funciona mejor que nunca y será fácil para ti deshacerte de esos kilos de más. Una dieta bien balanceada y ejercicio son básicos para bajar esos kilos y mantener tu figura como más te guste. Evita dejar de consumir carne y pescados porque son una excelente fuente de hierro muy necesario en esta etapa, también estás en una excelente etapa de tu vida para crear hábitos alimenticios saludables, y de vez en cuando darte uno que otro gusto sin preocuparte por las calorías.

Treinta (y tantos)
El efecto yo-yo (cuando al terminar la dieta vuelves a tus antiguos hábitos alimenticios y subes de peso nuevamente), los kilos ganados durante el embarazo y los cambios hormonales serán grandes retos en esta etapa. La clave para perder peso está en tu alimentación, es recomendable tener bien planeadas cada una de tus comidas, no te dejes sorprender por lo que vas a comer y acabes comprando un snack poco saludable. Los carbohidratos no deben ser eliminados, pero si controlados. Tal vez el ejercicio ya no es una prioridad en tu vida, así que encuentra el momento para hacerlo; los programas de entrenamiento en casa serán muy útiles para ti.

Cuarenta (y tantos)
Perder peso ya no es tan fácil como en tus veinte o treinta, sumado a que tu masa muscular va disminuyendo en esta etapa. Es muy importante que en cuanto notes que has subido de peso hagas algo al respecto antes de que sea demasiado tarde. El consumo de proteínas es esencial en esta etapa, y también de calcio para fortalecer tus huesos. Recuerda que tu metabolismo no es el mismo que hace diez años, así que no esperes que los resultados de tus esfuerzos se noten de inmediato; dale tiempo a tu cuerpo.

Cincuenta (y más)
Probablemente ya lo hayas notado: adelgazar en esta etapa de la vida no es fácil. Mucho menos cuando tienes a un cóctel de hormonas como tus peores enemigas. Lo primero que debes aceptar, es que no existe dieta o ejercicio que te permita tener el cuerpo que tenías hace veinte o treinta años, sobre todo porque la firmeza se va perdiendo con el paso de los años. Pero esa no es razón para que te resignes, una alimentación saludable, con pocos quesos y bebidas alcohólicas, más grasas vegetales y mucho deporte, serán de gran utilidad para mantener tu figura.

Fuente: www.quien.com


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla