¿Cuánto tiempo dejar a un niño jugar con la tablet?



Parece que hoy en día los niños nacen con una tablet debajo del brazo. Las tablets, los smartphone y las nuevas tecnologías en general están muy metidas en nuestra vida y en nuestra sociedad, por lo que normal que los niños aprendan rápidamente cómo manejar una tablet y que quiera jugar con ella para divertirse. Son tantos los colores, los sonidos y las posibilidades que sin duda lo ven como un ‘juguete’ atractivo.

Las tablets y los niños

Las tablets tienen efectos positivos pero también negativos en los niños. Igual que los niños aprenden a estimular su mente de forma divertida, también les provoca que empiecen a llevar una vida sedentaria. Los niños necesitan moverse físicamente, necesitan interactuar de forma directa con los demás… en definitiva, necesitan ser niños sin estar pegados a una pantalla para jugar.

Por este motivo, los padres deben saber que es necesario tener en cuenta un tiempo limitado para que los niños jueguen a la Tablet. La prohibición no es la solución, lo importante es que los niños puedan tener la posibilidad de jugar si es lo que quieren hacer, pero siempre con normas y limitaciones puesto que hay otros aspectos muy importantes para su desarrollo como el juego libre o la lectura en libros.

El tiempo que hay que dejar a los niños jugar con la Tablet

Todos los padres podemos usar el sentido común para esto. No hay que dejarles la tablet mucho tiempo sólo para que te dejen trabajar o hacer tus cosas y después restringirle cuando te sientes mal por haberle dejado mucho tiempo. No, este no es el camino. Tus hijos necesitan coherencia en las normas y saber que si lo haces es por su bien y no por tu beneficio interno o para paliar tu sentimiento de culpa.

Los profesionales dictan que los niños de 0 a 3 años no deben estar expuestos a las pantallas y que los niños de 3 a 18 años deberán limitar el uso de los dispositivos electrónicos a dos horas al día. Esto quiere decir que la suma del tiempo que ha estado tu hijo delante de los dispositivos electrónicos -incluido las tablets– no deberá sobrepasar nunca las dos horas. Lo más importante para vigilar el tiempo es el tipo de contenido que está viendo o jugando y que sobre todo, sea de calidad para tu hijo. Es necesario controlar lo que ve o a lo que juega tu hijo y ser conscientes de lo que es apropiado y lo que no lo es para tus hijos.

Además, es muy importante que el tiempo que dedica tus hijos a la pantalla estés tú a su lado. Es importante que sea una experiencia tridimensional compartida. El desarrollo del cerebro de tu bebé y el lenguaje sucede cuando se habla de lo que sucede en la pantalla no por lo que sucede en la pantalla. Es parecido a cuando se lee un libro a los niños. Es necesario que se convierta en un momento de diálogo, de discutir conceptos importantes, de intercambiar ideas, de relacionar lo que está viendo con la vida real.

No olvides que utilizar los controles parentales en los dispositivos son necesarios y que lo sepa tu hijo para que sepa que no es bueno acceder a cualquier lugar en Internet. Hay que tener conciencia de lo que está permitido ver y no ver, de lo que es peligroso y de lo que no lo es. Así, con el control activado también podrás dejar pequeños momentos de ocio a tu hijo con la Tablet, pero siempre dentro del tiempo limitado. Recuerda que nunca deberás utilizar las tablets para que tu hijo ‘se calle’ o ‘deje de molestar’.

Fuente: www.bekia.es


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla