Desarrollo del lenguaje en los niños

El lenguaje empieza su desarrollo desde el primer instante de vida cuando el bebé nos escucha hablar y observa cómo nos comunicamos.



Es importante que en cada una de las revisiones médicas sistemáticas a que se someta su hijo, hable con su pediatra sobre el habla y el desarrollo del lenguaje del niño, así como sobre otros aspectos de su proceso evolutivo que le preocupen. Puede ser difícil saber si su hijo solo es inmaduro en su capacidad para comunicarse o si tiene algún problema que requeriría una atención profesional.

Las siguientes normas de referencia sobre el desarrollo pueden servirle de guía:

Antes de los 12 meses

Es importante observar a los niños de esta edad a fin de detectar indicadores de que utilizan la voz para relacionarse con su entorno. El gorgojeo y el balbuceo son las fases iniciales del desarrollo del habla. Cuando los bebés se hacen mayores (a menudo en torno a los 9 meses), empiezan a unir sonidos, a incorporar las distintas entonaciones del habla y a decir palabras como “mamá” y “papá” (aunque sin entender qué significan).

Antes de los 12 meses, los bebés deberían ser receptivos a los sonidos y empezar a reconocer nombres de objetos de uso común (por ejemplo, biberón, chupete, etc.). Los bebés que observan atentamente su entorno pero no reaccionan al sonido es posible que presenten pérdidas auditivas (o hipoacusias).

2-4 años

El niño se enfrenta a un mundo más amplio. Empieza a relacionarse socialmente con más personas. Esto le crea una necesidad de comunicarse con estas personas y hace que se esfuerce por mejorar su habla, por hacer que los demás le comprendan. Aumenta mucho el vocabulario, y la construcción sintáctica. Utiliza los pronombres, tiempos verbales, proposiciones, aunque aun es común que cometa muchos errores en estos aspectos, (por ejemplo, vayate en lugar de vete o que te vayas, etc.)

¿Qué podemos hacer para estimularle?

    Habla con él, cuéntale cosas
    Cuéntale cuentos
    Pregúntale cosas y espera a que responda, deja que sea el que hable no te adelantes a lo que va a decir
    Corrígele cuando comenta algún error en alguna palabra
    Involúcrale en las conversaciones
    Emplea las canciones

4-6 años

Los niños y niñas van creciendo, su conocimiento y experimentación del mundo se amplían, tienen más curiosidad por conocer el significado de las palabras. Este conocimiento será cada vez más preciso y concreto. En esta etapa comienza el aprendizaje de la lecto escritura ya están preparados para conocer el símbolo grafico de los sonidos, aunque aún será un conocimiento inicial.

Se produce también un fenómeno importante que es la interiorización del habla, los niños y niñas piensan con su lenguaje, es común que tengan conversaciones a solas mientras juegan. Esto contribuye a que el lenguaje se haga más sofisticado en sus posibilidades de utilidad y expresión, es decir empiezan a comprender las utilidades del lenguaje y a saber que tiene múltiples posibilidades de utilización.

En esta etapa se produce el dominio completo de todos los sonidos del habla, ya que tiene mayor capacidad para diferenciarlos. Es normal, aun así que hagan simplificaciones de algunos fonemas o que los sustituyan por otros (por ejemplo reyo por hierro) Continúa aumentando el vocabulario y hace ya construcciones sintácticas más elaboradas. Es aquí donde podemos empezar a detectar los primeros problemas.

¿Qué podemos hacer para estimularles?

    Haz que participe en Teatros
    Habla con él a menudo
    Favorece los intercambios comunicativos
    Meterle en conversaciones
    Repite sus enunciados ampliándolos
    Preguntarle, haz que te aclare las cosas
    Cuando diga algo mal, se lo repites corregido
    Dejar que se explique, que nos cuente como le ha ido el día, que ha hecho en el colegio, etc.
    Canciones y cuentos

6-12 años

Los niños amplían notablemente su ámbito de acción y de experiencia. Esto viene acompañado de un incremento de sus posibilidades comunicativas. Los niños y niñas tienen nuevas necesidades. El lenguaje se hace necesario como instrumento de pensamiento, herramienta reguladora de la propia conducta y de intercambio social.

Se produce en esta etapa el desarrollo del proceso de la lecto escritura y por lo tanto otro avance importante. Ahora no solo asocian sonidos con palabras, sino que han de asociar el sonido con la palabra y el grafema (símbolo de escritura).

Todo esto produce un avance espectacular, el vocabulario se incrementa, la sintaxis es más correcta y la gramática ya es adecuada al uso convencional.

Aunque todavía no conocen muchas palabras y sutilezas del lenguaje

¿Qué podemos hacer para estimularle?

    Haz que lea y ayúdale a comprender lo que lee
    Procura que se exprese de forma escrita y hablada
    Provoca que te pregunte cuando no entienda alguna palabra
    Conversa con ellos

12 a 16 años

El lenguaje continúa desarrollándose ganando en complejidad. Se produce en esta etapa el dominio de las estructuras sintácticas, lo que hace que construya frases más largas y complejas.

Comienzan a comprenden lo abstracto, lo que dota al lenguaje de mayores posibilidades. Adquieren una mayor conciencia de que las palabras son símbolos dotados de significados. Las posibilidades de expresión con el lenguaje son infinitas.

Comprenden ya determinadas sutilezas del lenguaje que antes no entendían.

En esta etapa es importante la estimulación, ya que es el periodo de paso al mundo adulto y han de tener destrezas de manejo lingüístico.

¿Qué podemos hacer para estimularle?

    Dedica tiempo a la conversación
    Incentiva la lectura
    Utiliza los debates
    Procura que se exprese de forma oral y escrita

Si le preocupa el desarrollo del habla y del lenguaje de su hijo, he aquí algunos de los aspectos en que se debería fijar. Un lactante que no reacciona al sonido o que no vocaliza sería un buen motivo de preocupación.

Entre los 12 y los 24 meses, otros posibles motivos de preocupación serían los siguientes:

    Con 12 meses, no utiliza gestos, como señalar o despedirse con la mano
    Con 18 meses, prefiere comunicarse con gestos en lugar de con vocalizaciones
    Con 18 meses, tiene dificultades para imitar sonidos
    Tiene dificultades para entender peticiones verbales simples

Independientemente de la edad que tenga tu hijo, reconocer y tratar su retraso en el habla o el lenguaje lo antes posible es el mejor enfoque que tú puedes adoptar para ayudarle. Con un tratamiento adecuado, lo más probable es que tu hijo pueda comunicarse mejor contigo y con el resto del mundo.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla