Controla las porciones de tu dieta.

Si quieres perder peso, puedes comenzar controlando las porciones de alimentos que consumes y así, reducirás la cantidad y las calorías fácilmente.



En los últimos 20 años, las porciones de comida no han parado de aumentar y aumentar. En algunos casos hasta han aumentado el doble, dice la dietética Helen Bond. “Es una estratagema de los vendedores de alimentos, cuanto más comemos, más comida compramos y más dinero gastamos en ello”. El problema es que, como las porciones no paran de aumentar no nos damos cuenta de la cantidad que en realidad necesitamos. En la Universidad de Liverpool han investigado y declarado que si nos sirven grandes porciones acabaremos el plato porque estamos programados para dejar el plato vacío. “Si quieres, cuidarte tienes que disminuir tus porciones”.

 

¡Sigue los consejos de la dietista Helen Bond para consumir unas porciones ‘healthy’!

 

PAN = 1 REBANADA
Puedes optar por pan integral. Es más nutritivo, tiene menos GI (lo que produce menos efectos negativos en la glicemia) y, por lo tanto, te dará más energía.

MANTEQUILLA = 1 CUCHARADITA
La mantequilla está mal vista, pero con moderación es una fuente de grasa saludable.

CEREALES = 30G DE CEREALES CON 125ML DE LECHE
30g más o menos equivale entre ½ hasta ¾ de un vaso. “Es fácil comer demasiados cereales, por lo que vale la pena medir una porción y saber realmente lo que te vas a comer”, añade Helen Bond.

QUESO = UN TROCITO PEQUEÑO (MÁS O MENOS DEL DE UNA CAJITA DE CERILLAS)
“Si tienes que rallar queso, son 4 cucharadas al ras”, comenta Helen.

CARNE = EN EQUIVALENCIA EN TAMAÑO AL DE UNA BARAJA DE CARTAS
“La carne sin procesar es mas saludable, por lo que es mejor elegir el filete de carne a las salchichas”, recomienda Bond.

PATATAS FRITAS = 10 UNIDADES
100g son como 10 gajos de patata. Eso tendría que ser el límite. Y para tu información, cuantas más grasas, más perjudicial es para tu salud (e intentar decir adiós a la sal).

CHOCOLATE = 4 ONZAS
“Esto es más o menos la mitad de una barra, así que disfruta y comparte con un amigo”, sugiere la dietista.

CHIPS = 1 BOL LLENO
“No pongas una enorme bolsa entera en el bol, porque si no estarás engañándote a ti misma”, dice Helen.

PESCADO = 1 FILETE
“Sería ideal para tu salud comer dos porciones de pescado con aceite, como salmón o caballa”, sugiere Helen.

FRUTAS = 1 PUÑADO
Si estás comiendo fruta seca, una porción es equivalente a 1 cucharada. “Si es fruta deshidratada, imagina cómo es el tamaño de un albaricoque hidratado y tenlo como guía”, apunta Helen.

HELADO = 1 BOL
“Intenta comer en un bol más pequeño, de esta forma te sentirás saciado”, aconseja la dietista.

FRUTOS SECOS = 1 CUCHARADITA
“Las nueces crudas sin sal son las más saludables, o incluso una cucharada de crema de cacahuete”, dice Bond.

ACEITE DE OLIVA = 1 CUCHARADITA
Según Helen, “el aceite de oliva es el mejor aceite para la salud, rico en grasas monoinsaturadas”.

PASTA Y ARROZ = 1 BOL PEQUEÑO
“Estamos hablando de arroz y pasta cocida” aclara Helen.

PIZZA = 1/3 DE UN PLATO
“Rellena lo que queda del plato con ensalada y podrás disfrutar de una pizza sin sentirte llena”, a conseja la dietista.

AZÚCAR = 1 CUCHARITA
“El NHS no nos recomienda más de 30g de azúcar por día, pero aún así opta por unas fuentes de azúcar más fáciles como los zumos de frutas o la miel”, puntualiza Helen.

VERDURAS = 1 BOL GRANDE
“Las verduras es lo único que puedes comer más de lo que deberías, son defensas naturales y muy bajas en calorías”, comenta Helen.

VINO = 125ML
Es probablemente mucho menos de lo que se bebe normalmente: 125 ml es inferior a 1/5 de una botella. “Si no estás segura de lo que son 125ml, utiliza un medidor” dice Helen.

YOGUR = 1 BOL PEQUEÑO
“El yogur es una buena fuente de calcio, pero cuidado con los azucarados”, puntualiza Helen.

Necesitamos nutrientes variados de diferentes grupos de comida, es por eso que el NHS nos recomienda “El plato para comer bien”. Un 1/3 de tu plato debe ser frutas y verduras, 1/3 de cereales integrales (como el pan el arroz y la pasta) y 1/3 de tu plato con proteínas (como la carne, el pescado, huevos…).Para que no estéis tristes, ¡también hay un espacio para las golosinas! “Cuando entiendes realmente qué porción necesitas, puedes relajarte de las indulgencias de la vida”, dice Helen.

Consejos para controlar la cantidad a ingerir

Para no consumir grandes cantidades de alimentos y limitar el tamaño de la porción, de manera de prevenir excesos en la dieta, pueden ser de gran ayuda los siguientes consejos:

No consumir alimentos de su propio envase porque recordemos que somos completadores y resulta muy difícil dejar de consumir patatas fritas de su bolsa u otro snack, así como consumir sólo 3 o 6 galletas si tenemos un envase lleno a nuestro alcance.

Llevar los platos ya servidos a la mesa y no comer de la fuente familiar ni llevar la misma a la mesa.

Comer en platos de menor tamaño, de manera de ver “1 plato colmado de comida”, pero al ser este de menor capacidad, comer una porción más chica.

Beber en vasos más finos y largos, en lugar de beber de vasos bajos y anchos, porque en los primeros hay menor capacidad aunque parece lo contrario.

Comer siempre sentado, masticando bien y bebiendo líquidos en medio, de manera de comer más despacio y saciarnos más rápidamente.

Con estos consejos y conociendo el tamaño de las porciones de cada grupo de alimentos, podrás identificar si existen excesos en tu dieta y solucionarlos fácilmente, lo cual no sólo puede ayudarte a prevenir el aumento de peso sino también, puede ser de ayuda para perder unos kilos de más o simplemente, favorecer la cantidad de alimentos de tu dieta y así, proteger la salud del organismo con un equilibrio mayor en tu alimentación.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla