Hábitos que acaban con tu tinte y pelo



Te acabas de pintar el pelo y seguramente estás muy contenta con el resultado, pero poco tiempo después notas que el color se está desvaneciendo, tal vez es porque estás cometiendo algunos errores en tu rutina de pelo. Descubre cuáles son y evítalos para que tengas una melena como nueva.

1. Lavar el pelo después de que te lo pintan

La mayoría de nosotras lo hacemos, y es porque no sabemos que después de teñirlo, hay que esperar hasta 72 horas antes de ponerte shampoo. Toma hasta tres días a que la cutícula del pelo se cierre por completo, lo que hace que el color penetre mejor en la molécula, permitiendo que dure por más tiempo el color, así que no lo laves al día siguiente que te lo pintaron.

2. Enjuagarlo todos los días

Hay que tener en mente que el agua y el pelo teñido no se llevan muy bien así que, (aunque suene anti-higiénico) no laves la melena todos los días (mejor usa shampoo en seco un día sí y el otro no) y evita mojarlo de más. Una vez que ya aplicaste los productos necesarios en la regadera, haz el pelo de lado para que no le siga cayendo el agua.
Otro punto importante es que la temperatura del agua no esté muy caliente, ya que ésta levanta la cutícula externa, lo que provoca que el color del pelo se deslave.

3. No usar un tratamiento adecuado

Tener el pelo pintado no es cosa fácil, hay que darle un tratamiento adecuado que consista en una línea de productos que sirva específicamente para la melena con color. Hoy en día venden productos para que alargues la vida de tu tinte. Hay un régimen específico de control, reconstrucción, volumen y de color, así que pide la que más necesites.

4. Utilizar un shampoo y acondicionador que no sea para pelo teñido

El pelo teñido es más propenso a volverse seco y tieso, así que consiéntelo todos los días con un producto específicamente para el tipo de cabellera que tienes, esto ayudará a crear una barrera protectora que permite que el color no se caiga tan rápido.

5. Ir al salón de belleza cada que te acuerdas

Si te hiciste un balayage o algo por el estilo, recuerda ir al salón de belleza a matizar el pelo al menos cada dos meses, para que el color no se desvanezca ni se vuelva naranja.

6. Abusar de las herramientas de calor

Y esto aplica para cualquiera, aunque no lo tengas pintado. Usar de más la plancha, secadora o tenaza es muy malo para tu pelo, pues lo expones a altas temperaturas, re-secándolo y dejándolo vulnerable. Antes de usar una herramienta de calor, recuerda aplicar un protector térmico.

7. Exponerte mucho al sol

Si te acabas de pintar el pelo, la playa no es la mejor opción, y no sólo por el sol, el agua de mar y el cloro en las albercas puede maltratar y decolorar de más. Si vas a pasar tiempo asoleándote, recuerda llevar un sombrero cool que te mantenga protegida o aplicar bloqueador solar en el cuero cabelludo.

Así que ya sabes, si quieres darle larga vida a tu tinte, tienes que evitar estos malos hábitos.

Fuente: www.instyle.mx


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla