Alimento para evitar dolores de huesos y articulares.

Podemos luchar contra el dolor de huesos mediante una alimentación correcta que nos ayude a nutrir los huesos, cartílagos y tendones como se merecen, y así mantenerlos jóvenes por más tiempo.



Uno de los principales agentes que se encarga de dañar las articulaciones son los metales pesados que se acumulan poco a poco en el organismo y pueden acabar por afectarnos. Para evitar que esto suceda y conseguir un buen funcionamiento de éstas es necesario seguir una dieta lo más pura posible y depurativa. Para lograr esto es necesario que elijamos a conciencia los alimentos más adecuados.

Ante todo debemos elegir los alimentos más naturales posible, dejando de lado los refinados y tratados químicamente. Evitar el exceso de azúcares, proteínas animales, el alcohol, el café, los alimentos refinados como las harinas… Es aconsejable que siempre echemos mano de alimentos naturales e integrales que nos ayudarán a eliminar residuos del organismo como los metales pesados que hacen que las articulaciones se puedan ver resentidas con el paso de los años.

1. COME PESCADO

Una manera de combatir los dolores en los huesos y la inflamación de las articulaciones es a través del consumo de los ácidos grasos omega 3, los cuales se encuentran de forma abundante en el salmón, el atún, la trucha y otros peces de agua fría.

2. CONSIDERA LOS SUPLEMENTOS

Si no te gusta comer pescado, no te preocupes, pues también existen los suplementos de omega 3, los cuales pueden ayudarte a aliviar el dolor, la rigidez e incluso, pueden reemplazar a varios medicamentos para disminuir la inflamación. Antes de tomarlos, ¿por qué no consultas la opinión de tu médico?

3. GRANOS ENTEROS

Cuando hablamos de fibra hablamos de buena digestión, pero también de un alivio para los pacientes con artritis reumatoide, ya que estos alimentos reducen notablemente varios de sus síntomas. Puedes encontrarlos en panes, galletas y cereales.

4. FRIJOLES

Comer frijoles ahora cobrará más sentido, ya que es otra manera de obtener fibra y aliviar los dolores de huesos e inflamación provocados por la artritis reumatoide. Además, son una rica fuente de proteína, la cual ayuda a mantener los músculos que “sostienen” a las articulaciones.

5. RENUNCIA A LAS GRASAS SATURADAS

Se ha encontrado que estas grasas, presentes en la mantequilla y la carne roja, suelen provocar inflamación de articulaciones. En su lugar, podrías sustituir estos alimentos por otros que aporten grasas saludables, por ejemplo, las nueces, aguacate y aceite de oliva, ya que también reducen el dolor.

6. COME FRUTAS Y VERDURAS

La mayoría de estos alimentos, como las ciruelas, las pasas, las bayas, la col rizada, las espinacas y las verduras de hojas verdes, son ricos en antioxidantes, los cuales ayudarán a reforzar a tu sistema inmunológico y combatirán la inflamación y el dolor de huesos. Además, son una estupenda fuente de fibra.

7. LECHE

De acuerdo con el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Muscoesquléticas y de la Piel, la leche contiene calcio y vitamina D que puede ayudar a evitar la pérdida de masa ósea y también ayuda a prevenir otras enfermedades en el sistema óseo como la osteoporosis. Trata de consumir leche que sea baja en grasas.

8. ESPECIAS

Si eliges la cúrcuma y el jengibre como condimentos de tus alimentos has tomado una buena decisión debido a sus bondades que calman los malestares en articulaciones y huesos. Sin embargo, si estás tomando anticoagulantes, previamente habla con tu médico.

9. TÉ VERDE

Este tipo de bebida está llena de polifenoles, antioxidantes que estimulan el sistema inmunológico contra los problemas de inflamación. De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina se ha encontrado que consumirlo durante años es sinónimo de huesos más fuertes y con menos dolores.

10. VITAMINA C

Los alimentos que contienen esta vitamina son ideales cuando se trata de evitar la inflamación y fortalecer los cartílagos que cubren los huesos. Ejemplos de frutas con vitamina C son la guayaba, el kiwi, la fresa, la naranja, la toronja, la mandarina, entre otras más.

De acuerdo con la FDA (Administración de Fármacos y Alimentos) la inflamación de las articulaciones es uno de los efectos de las lesiones que generamos poco a poco con el paso del tiempo, por ello es necesario que ingiramos alimentos diuréticos o depurativos que nos ayuden a prevenir la artritis que afecta nuestros huesos. Consumir alimentos ricos en omega-3, potasio, magnesio y fósforo nos ayudarán a conseguir nuestros objetivos y mantener las articulaciones en perfecto estado. Es necesario que no mantengamos una dieta con altos niveles de acidez, ya que alimentarnos así durante años hará que eliminemos más calcio por la orina con lo que ello supone para huesos y articulaciones. Para evitarlo la prevención es esencial.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla