¿Enamorada del amor?

Existen personas, que se la viven soñando con el amor y soñando con él. Se enamoran, pero no de una persona, sino de la exaltación que produce el enamoramiento.



Estas personas no ven realmente al objeto de su “amor”, no se trata de la persona sino de los sentimientos que esta les despierta.

Cuando estás enamorado del amor, normalmente te enamoras de una idea, de la idealización de alguien que no existe. Te enamoras del amor y de la idea de estar enamorado. Vas de pareja en pareja buscando a esta “persona perfecta”, conquistar se vuelve una conducta adictiva.

James Hollis, autor de The Eden Project (In Search of the Magical Other), desde una interesante perspectiva jungiana, establece que buscar el amor de pareja implica sentir fascinación por el Otro.

Una idea afectiva inunda y posee nuestra conciencia, por ello cuando uno se enamora se obsesiona con el Otro.

El motivo es recuperar el paraíso perdido de la niñez y continuar la relación mística con los cuidadores primarios.

En otras palabras, el anhelo de enamorarse surge de la remembranza y añoranza de ese amor mágico que sentimos cuando éramos unos bebés fundiéndonos completamente con nuestros padres. Por ello, es importante como adultos estar consciente de esto.

 

¡COMO NO IBA A AMARTE CON TODAS LAS VIRTUDES QUE TE INVENTÉ!

 

Al estar enamorado del amor, le inventamos a nuestra pareja virtudes, cualidades y aspectos de personalidad que no poseen, creando nuestra propia fantasía de que esa persona es la ideal para nosotros.

Sucumbimos fatalmente a vivir en la fantasía, poniendo mucho más a la relación que el otro, esforzándonos para que esa persona se convierta en ese modelo ideal que fabricamos derivado de nuestras necesidades afectivas inconscientes.

Ponemos todas nuestras esperanzas para que esa persona sea lo que imaginamos, lo que deseamos y la que nos hará felices.

Así depositamos en ésta una gran carga de la responsabilidad de nuestra propia felicidad, que le será simplemente imposible cumplir, porque en realidad somos nosotros mismos los que nos hacemos felices o infelices. Para crecer, es primordial tomar responsabilidad consciente de ello.

La consecuencia más problemática de este acto, es que una persona podría pasar toda su vida buscando al ideal.

Si estás enamorado/a de alguien, pero no te gustan sus defectos ni lo que hace, entonces no amas a esa persona, porque internamente deseas con todas tus fuerzas que cambie para amoldarse a tu fantasía idealizada.

  • ¿Eres adicto/a al estado de enamoramiento?
  • Eres muy necesitado cuando se trata de relaciones.
  • Te enamoras de forma fácil y rápida.
  • Cuando te enamoras, no dejas de fantasear, aunque estés haciendo cosas realmente importantes.
  • Cuando te sientes solo/a eres capaz de bajar tus estándares y conformarte con menos de lo que crees que te mereces, con tal de tener compañía.
  • Sueles sofocar a tus parejas.
  • Varias veces te involucras con gente que no quiere comprometerse, con la esperanza de que van a cambiar.
  • Si te gusta alguien, sueles no prestarle atención a las señales que indican que esa persona no es buena para ti.

Otras conductas de personas adictas al enamoramiento

  • El síndrome de Tarzán, saltar de un noviazgo a otro te delata como enamorado incurable y adicto a esta sensación. Son esas personas que no dan tiempo entre relación y relación, es más, antes de terminar la actual, ya están pensando en el o la siguiente. Conozco a una persona que conoce a muchas mujeres por internet, y aunque tiene una relación, de cierta estabilidad, guarda estos contactos para no quedarse solo en caso que su actual relación termine.
  • Estudiar la astrología y checar con que signo eres compatible. Y una vez que conoces a una persona del signo que supuestamente es afina tuyo, te enamoras sin siquiera darte el espacio de conocerlo.
  • Sensaciones corporales cuando te enamoras: dejas de pensar claramente, como si algo nublara tu mente. Sensaciones de mariposas en el estomágo, no tocar piso, etc.
  • Los enamorados del amor son melosos, empalagosos, cursis, extremadamente románticos. El amor es su eje para vivir. También si eres de los que dedican canciones cursis todo el tiempo, clásicos que hablan sobre la historia de dos enamorados y dejan mensajes de voz o palabras melosas al objeto de su amor.
  • Quien está enamorado del amor piensa que encontrará a su pareja eterna de manera sencilla. Por lo general estas personas ya tienen boda, nombre de los hijos y demás desde antes de saber de quién están enamorados.

Trabajando con la idealización

1. Escoge a alguien en tu vida que es/o haya sido una figura de autoridad para ti. Escribe: ¿De qué maneras te ha desilusionado? Observa si has idealizado a esta persona y si esa desilusión surge del hecho que ella o él no han llenado tus expectativas.

2. En tus relaciones pasadas, ¿qué te causó el perder la confianza en esa persona? ¿Escribe las formas en que no fuiste capaz de ver a esa persona por lo que ella es?

3. En tú propio camino, ¿en qué formas no confías en ti misma o mismo?

Fuente: www.marthadebayle.com


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla