Hierbas para controlar la diabetes.

Las hierbas medicinales para la diabetes pueden convertirse en un perfecto aliado para atenuar así como controlar el azúcar de la sangre.



Aunque aún no existe una cura para la diabetes, es posible mantenerla bajo control y disfrutar de una buena calidad de vida. Muchas hierbas y semillas que posiblemente conoces y les das otros usos, son las que podrían ayudarte a regular de manera natural los niveles de azúcar en sangre. Conoce cuáles son y mantén a raya a esta enfermedad.

¿Qué es la diabetes?

Según explica la Biblioteca Nacional de Medicina es una enfermedad crónica degenerativa caracterizada por los altos niveles de azúcar en la sangre. Es normal que en la sangre siempre exista algo de glucosa porque el cuerpo la utiliza como fuente de energía, pero el exceso es perjudicial para la salud.

1. Prodigioso té verde

El té verde contiene una sustancia denominada galato de epigalocatequina o EGCG, un poderoso antioxidante que estimula la producción y segregación de insulina por el páncreas, lo que a su vez ayuda a disminuir los niveles de glucosa en sangre, según un estudio de la Universidad de Toyama, en Japón. “Lo ideal para obtener sus beneficios sería tomar entre 4 y 8 tazas de té al día”, señala el Dr. Hiroshi Tsuneki, líder de la investigación.

2. Gymnema silvestre

Es una planta rica en ácido gimnémico, una sustancia que estimula la producción de insulina en el páncreas, de acuerdo con un estudio del King’s College de Londres. “Hemos hallado que el extracto puede ayudar a regular los niveles de glucosa en la sangre ejerciendo un efecto directo en las células beta del páncreas”, señaló Shanta Persaud, director del estudio.

Evita las complicaciones

Si el exceso de glucosa no se atiende, las consecuencias podrían ser desastrosas, por ejemplo, podrían ocasionarse lesiones en los ojos, riñones y nervios. Además de enfermedades cardíacas, derrames cerebrales e incluso la necesidad de amputar un miembro.

3. Wereke

La raíz del wereke o guareque, usada como antibiabético por la medicina tradicional mexicana, sería una opción efectiva para regular los niveles de glucosa en sangre, asegura el Dr. Francisco Cruz Sosa, quien dirigió un estudio sobre sus propiedades en la Universidad Autónoma Metropolitana de México, mismo que comprobó su potencial terapéutico para disminuir la cantidad de azúcar en sangre.

4. Poderoso ginseng

El extracto de ginseng elevaría la sensibilidad a la insulina en pacientes con diabetes. Esta hormona “suele ser menos efectiva en caso de diabetes, pero el ginseng ayuda a combatir esa condición provocando que los pacientes aprovechen mejor la insulina que tienen”, asegura el Dr. John L. Sievenpiper de la Universidad de Toronto.

5. Hojas de guarumbo

Tomar una infusión de guarumbo, un árbol de grandes hojas extendidas que crece en México sería muy efectivo para controlar la diabetes. Según el biólogo e investigador Adolfo Andrade Cetto de la Universidad Nacional Autónoma de México “tiene un efecto hipoglucemiante similar al del fármaco metformina, utilizado en los tratamientos convencionales para controlar los niveles de glucosa en pacientes con diabetes tipo 2”.

6. Fenogreco o alhova

El fenogreco, una planta herbácea que se ha utilizado por miles de años en la medicina oriental, sería una gran aliada para regular el aumento de glucosa en la sangre que ocurre después de comer, toda vez que interferir con la liberación de azúcar almacenada en el hígado y estimula la producción de insulina, de acuerdo con un estudio publicado en la European Journal of Clinical Nutrition.

7. La diminuta chía

Estas diminutas semillas contienen gran cantidad de mucílago, un tipo de fibra soluble que al entrar en contacto con el agua, aumenta su volumen formando un gel que ejerce una acción reguladora de los azúcares de la comida y que también retarda la absorción de los carbohidratos evitando las variaciones de glucosa, según un estudio realizado por el Centro de Modificación de Factores de Riesgo del Hospital St. Michael’s y el Departamento de Ciencias Nutricionales de la Facultad de Medicina de la Universidad de Toronto.

8. El refrescante eucalipto

El té de eucalipto se usa en la sabiduría popular como descongestionante y expectorante en infecciones respiratorias, sin embargo, también sería muy útil para regular la glucosa en la sangre. La Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. refiere que la hoja de eucalipto tiene propiedades hipoglucemiantes que favorecen la glucogenogénesis, es decir, la forma en la que el cuerpo almacena la glucosa para su posterior utilización y la secreción de insulina.

9. Hojas de arándanos

Tomar un té de hojas arándanos podría ayudarle a controlar los niveles de azúcar en sangre, toda vez que contienen un compuesto llamado mirtilina que además de darle el color violáceo al fruto, actúa de forma similar a insulina aumentando la captación de glucosa por parte de la célula. Además, de acuerdo con la Universidad de Tufts, en EE.UU., sus antocianinas pueden disminuir el riesgo de padecer enfermedades vasculares.

10. Psyllium

El psyllium o psilio se deriva de las cáscaras de la semilla de Plantago ovata y es una manera natural de mejorar el control de la glucosa, ya que contiene un alto nivel de fibra soluble que ralentiza la digestión de los carbohidratos, lo que permite mantener los niveles de insulina y de azúcar en sangre dentro de un rango saludable, según el Centro Médico de la Universidad de Maryland.

¿Son seguras las hierbas?

Si bien es cierto que hierbas medicinales y los fármacos comparten principios activos y muchas personas prefieren el uso de lo “natural” porque piensan que es inocuo y sin efectos secundarios, se debe consideran que natural no es sinónimo de seguro. La Asociación Americana de Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés) advierte que algunos suplementos y plantas pueden interferir con el buen funcionamiento de otros medicamentos.

Fuente: www.holadoctor.com


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla