Zumos para sentirte mejor.

Los zumos de frutas son alimentos nutritivos caracterizados por su bajo contenido en proteínas y grasas. Prepara uno de estos y disfruta sus beneficios.



Los zumos de frutas son fuente de minerales, como potasio y magnesio y de ciertos compuestos bioactivos, que tienen carácter antioxidante, como las vitaminas C y E, y betacaroteno (provitamina A).

Los zumos también contienen otros compuestos bioactivos, exclusivos de los alimentos de origen vegetal, denominados fitoquímicos, que tienen carácter antioxidante, entre los que se encuentran los polifenoles que contribuyen a sus características sensoriales aportando color, olor y sabor. Todos estos compuestos bioactivos ayudan a la prevención de ciertas enfermedades como las cardiovasculares, neurodegenerativas, enfermedades relacionadas con el envejecimiento, así como ciertos tipos de cáncer.

Sin embargo, estos efectos saludables solo se manifiestan a largo plazo, cuando se consumen de forma habitual dentro de una dieta equilibrada y saludable. Los beneficios que conlleva el consumo de zumos de frutas en el organismo y como alimento preventivo frente al envejecimiento causado por los radicales libres.

Se recomienda el consumo diario de frutas y se puede sustituir una de las cinco raciones diarias de fruta con un zumo de frutas, para contribuir a alcanzar la ingesta recomendada.

Tómalos en el desayuno o como tentempié durante toda la semana

Aquí te dejamos una propuesta semanal de 7 zumos de fruta distintos, uno para cada día de la semana, con objeto de informar a los consumidores sobre los beneficios que conlleva el consumo de cada uno de estos sabores.

1. Naranja: Contiene vitamina C, que tiene capacidad antioxidante y disminuye la presión arterial gracias a la hesperidina, presente en los zumos de naranja.

2. Piña: Contiene vitamina C, que repara los tejidos dañados del cuerpo y ayuda a mantener el sistema linfático saludable.

3. Tomate: Contiene ácido fólico, provitamina A, potasio y licopeno, cuyos principales beneficios para la salud se traducen en la prevención de enfermedades cardiovasculares, cáncer o diabetes.

4. Zanahoria: Su alto contenido en fibra calma las molestias gástricas y el exceso de acidez debido a sales minerales como sodio, cloro, potasio y vitaminas del complejo B.

5. Manzana: Se caracteriza por el contenido de antioxidantes fenólicos, como la quercetina y rutina, que entre cuyos efectos destacan el antiinflamatorio, antitumoral y antiviral.

6. Uva: También contiene antioxidantes fenólicos, como la epicatequina y catequina que tienen carácter antiinflamatorio, antitumoral y antiviral.

7. Plátano: Favorece el equilibrio hídrico y controla la presión sanguínea gracias a su alto contenido en potasio y bajo contenido en sodio.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla