Verdura en salsa de cebolla



Ingredientes

Tiempo de preparación: 25 minutos, más el tiempo de cocción

Raciones: 4 porciones
250 gramos de Judías Verdes

  • 1 Colinabo
  • 10 Zanahorias pequeñas con el tallo verde
  • 250 gramos de rosetas de Coliflor
  • 750 ml de Caldo de Verduras
  • 5 cucharadas de Aceite de Nuez
  • 5 Chalotes
  • 1 cucharada de Aceite de Girasol
  • 125 ml de Caldo de Setas
  • 125 ml de Cerveza de Malta
  • Alcaravea en polvo
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

Limpia y corta las judías. Pela el colinabo y córtalo en rodajas. Lava y pela las zanahorias, y deja unos 3 cm de los tallos verdes.

Escalda las judías, el colinabo, la zanahoria y la coliflor en el caldo de verduras durante unos 4 minutos. Salpimiéntelo.

Escurre las hortalizas. Calienta el aceite de nuez en una sartén, y rehógalas unos 4 minutos pero sin que lleguen a ablandarse.

Para hacer la salsa, pela los chalotes y córtalos en dados. Calienta el aceite de girasol en una cazuela y rehógalos.

Incorpora el caldo de setas y la cerveza de malta, y cuécelo a fuego lento unos 7 minutos. Condiméntalo con sal, pimienta y alcaravea en polvo.

Reparte la verdura en platos individuales acompañada de la salsa y croquetas de patata.

Beneficios

El principal componente de la cebolla, con diferencia, es el agua, pues supone el 90 % de su composición. Por ello, sorprende que en el 10% restante encontremos tantos nutrientes y con tantas propiedades beneficiosas.

Contiene vitaminas A, B1, C, E. Minerales como calcio, magnesio, yodo, cobalto, cobre, hierro, fósforo, cloro, níquel, potasio, silicio, zinc, azufre, bromo.

Lo más sano es comerla cruda en ensalada. Pero es un componente primordial para casi todos los guisos, estofados y salsas.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla