10 tips para ahorrar gasolina



Reducir el uso del automóvil es, lógicamente, la mejor forma de ahorrar combustible. Sin embargo esto muchas veces no es posible, por ello preparamos estos 10 consejos que te ayudarán a reducir tu consumo de gasolina:

1.- Intenta mantener una velocidad constante

Esta es una de las soluciones más eficaces y sencillas para aumentar la eficiencia de la gasolina. Acelerar y frenar constantemente implica un mayor consumo de gasolina, la velocidad más eficiente para el rendimiento del combustible, en la mayoría de los vehículos, es de alrededor de 80 km/h.

2.- Evita conducir cerca de otro auto y pisar constantemente el freno.

Al igual que el punto anterior, puedes evitar el desperdicio de combustible al no conducir muy cerca de la parte trasera de otro vehículo. Cuando vas muy cerca tienes que presionar constantemente el acelerador para recuperar la velocidad perdida a causa del frenado y debes corregir la distancia con el otro auto frenando y acelerando continuamente. Esta aceleración y frenado constante hace uso de más combustible del que se consume con solo conducir de manera constante y a una distancia segura.

Frenar repetidas veces solo desperdicia energía y además reduce significativamente la vida útil de los frenos. En el futuro, la mayoría de los autos podrían estar equipados con sistemas en los que la potencia de frenado se convertirá en energía reutilizable, pero es altamente improbable que tu auto cuente con esta tecnología actualmente, a menos que sea un híbrido.

3.- Acelera lentamente.

Cada vez que pisas el acelerador para aumentar rápidamente la velocidad después de detenerte quemas combustible adicional y aumentas el desgaste de los neumáticos. Al acelerar con más lentitud, solo usas el combustible requerido para que el vehículo vaya a velocidad de crucero.

En resumen, deberás usar los pedales del acelerador y del freno lo menos posible. Tenerlo en mente mientras conduces hará que tu consumo de gasolina sea menor.

4.- Conduce hasta que el tanque esté casi vacío.

Esta parte es solo ciencia: un auto más liviano utiliza menos gasolina. ¿Qué puede hacerlo más liviano? No tener el tanque lleno. Así que cuando te quede 1/3 del tanque y te veas tentado a llenarlo nuevamente, dale un poco de tiempo. El último tercio del tanque puede durar un poco más que el primero.

5.- Si no vas a avanzar, apaga el motor.

Si dejas tu motor funcionando y sin avanzar por más de 1 minuto, resultará más económico apagar el motor. Los autos nuevos no necesitan “calentar” durante un día frío de invierno. Basta con dejarlos encendidos durante un par de segundos. Cada vez que esperes a alguien, apaga el motor. ¿Vas a salir del auto o te quedarás dentro? Quédate dentro. ¡No hace falta tener el motor encendido para usar la radio!

6.- Estaciónate en la sombra.

¡Más ciencia! Mientras más frío esté tu auto, menos gasolina se evaporará del tanque. Eso es como darle dinero al cielo.
¿Mencionamos que tampoco te quemas el trasero al sentarte? Es mejor para tu auto y para ti. ¡Es difícil conducir cuando no puedes tocar el volante sin quemarte!

7.-Ház tu auto más liviano.

Deshazte del peso innecesario en tu auto o camioneta, maletas, bolsas, equipo deportivo, herramientas y todo aquello que no necesitar llevar de un lado a otro. Recuerda que a mayor peso, mayor consumo de gasolina.

8.- Lleva un registro de tu consumo, cambia regularmente el filtro de aire y mantén afinado tu auto.

Pocos lo hacen, pero es muy recomendable llevar un registro de tu consumo de combustible, así podrás identificar rápidamente cuando es que se necesita una afinación o algún otro tipo de servicio. Un consumo mayor al habitual por 2 o 3 tanques consecutivos es una clara señal de que tu vehículo necesita mantenimiento.
Un filtro de aire sucio, por ejemplo, le quitará potencia y eficiencia al motor, haciendo que use más gasolina que si tuviera un filtro limpio.

9.- Mantén los neumáticos inflados a la presión adecuada.

Los neumáticos inflados de la manera adecuada aumentan la distancia de viaje con un tanque de gasolina. Con el tiempo, los neumáticos pierden aire de manera natural, así que no te alarmes si uno o más están desinflados. Revisa la presión de los neumáticos con mayor frecuencia, especialmente cada vez que la temperatura exterior cambie radicalmente.

Los neumáticos calientes tienen una presión mayor a causa del aire en expansión, pero si este se libera en la cantidad de presión adecuada, entonces cuando los neumáticos se enfríen a causa de las condiciones climáticas se bajarán demasiado, por eso necesitarás volverlos a inflar. Los neumáticos mal inflados y de gran tamaño tienen mayor resistencia al rodamiento y esto reducirá el rendimiento de tu auto además de causar un mayor desgaste de las llantas a causa de la fricción excesiva.

10.- Utiliza aceite sintético para ahorrar un promedio de 5 % en tu consumo de combustible.

Como beneficio adicional, tu auto necesitará una menor cantidad de cambios de aceite, lo cual te ahorrará tiempo y reducirá los viajes que haces al mecánico así como una menor producción de aceite usado para el medio ambiente.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla