Conoce lo que tu congelador puede hacer por tus prendas



Usos prácticos de tú congelador en el hogar:

Secar la ropa en el congelador

Imagínate que necesitas secar una prenda y en casa no tienes secadora, o que ésta no puede utilizarse con ese electrodoméstico. ¿Qué haces? Pues si quieres evitar tenderla porque no hay tiempo, puedes utilizar el congelador para conseguir que se seque. ¿Cómo es esto posible? Pues muy sencillo. Si se congela el agua y la puedes retirar en estado sólido, la prenda dejará de estar mojada. Para ello, dobla bien la prenda y guárdala en una bolsa con cierre hermético. Déjala al menos dos horas en el congelador y, al retirarla, elimina todo el hielo que tiene. Estará seca, aunque si quieres que deje de estar fría, lo mejor será pasar tu prenda por la plancha.

Devolver la forma original a los zapatos

Aunque suene más que extraño el hecho de meter un zapato en el congelador, éste truco es realmente práctico si tienes unos zapatos preferidos que han perdido su forma original con el uso. Lo único que tienes que hacer para sacarle el máximo partido es precisamente guardarlos en él durante por lo menos un par de horas. Puedes incluso dejarlos toda la noche sin que les pase nada. Cuando los vuelvas a coger, verás como tienen su forma original restaurada. ¡Magia!

Lavar los vaqueros sin agua

Si eres de los que piensa que los vaqueros salen raros de la lavadora, entonces necesitas un truco que algunos fabricantes de jeans como Levi´s recomiendan. Lo único que tienes que hacer es doblarlos bien y ponerlos en una bolsa. Meter esa bolsa en el congelador y esperar a la mañana siguiente. Una vez los recuperes, tus vaqueros estarán sin olores, como nuevos, y mucho más rígidos, con su forma original. ¿Qué te parece la propuesta? ¿Ya la conocías?

Evitar bolas en prendas de punto

El congelador es un buen aliado para las prendas de punto. Congelarlo hace posible que las bolas que aparecen en los jerseys se quiten con facilidad. Pero, hay más. Si el problema que tienes son los hilos sueltos, poner la prenda en el congelador durante toda una noche hace que el frío penetre en las fibras y éstas se contraigan volviendo a su estado original. ¡Qué fácil!

Medias como nuevas

Si tras ponerte las medias éstas pierden elasticidad o se quedan como más flojas, usar el congelador puede ayudarte a devolverlas a su forma original. Solo tienes que colocarlas directamente en el electrodoméstico durante unas horas para conseguir que vuelvan a estar como en la primera puesta. ¡Estrena medias todos los días con este increíble truco casero!

Lo que has podido ver en el listado anterior son ideas muy prácticas que puedes poner en marcha en tu día a día. En realidad, no se trata de recurrir a ellas cada dos por tres, porque al fin y al cabo necesitarás el congelador para que tus alimentos estén bien conservados, pero de vez en cuando, cuando lo requieras, sí que está bien conocer estas propuestas. ¿No te pareces? ¿Ya sabías que era posible usar el congelador en alguna de las ideas que compartimos hoy contigo?


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla