Gasolineras toman iniciativa: bajan sus precios.

Si bien es cierto que este combustible tuvo un incremento elevado, tenemos para ti estas dos alternativas para que tu bolsillo se vea beneficiado.



El ente regulador considera que, a pesar del control de precios máximos de Hacienda, las gasolineras pudieran competir con pequeños descuentos al público y aquí encontramos un claro ejemplo de esto, ya que al presentar una disminución en el costo, se puede producir un ahorro.

A costa de sus ganancias, las estaciones 0096 y 0927 le dan a sus clientes un precio de 12.91 pesos el litro de Magna y 13.78 pesos la Premium, 25 centavos menos que los 13.16 y 14.03 pesos autorizados por la Secretaría de Hacienda (SHCP).

Este precio representa para el usuario un ahorro de 12.50 pesos por abastecer un tanque de gasolina de 50 litros.

En la estación 0096, ubicada en la calle Francisco Espejel número 2, esquina con Calzada Ignacio Zaragoza, Colonia Moctezuma Primera Sección, el precio rebajado lleva casi un año operando.

La gasolinera 0927, que se encuentra en Avenida Revolución 1252 esquina con Calle Sagredo, Colonia Guadalupe Inn, comenzó a ofrecer el combustible a menor precio a partir de junio.

Las dos gasolineras pertenecen a la misma compañía y mismo dueño, dijeron los encargados de ambas estaciones.

Alejandro Arroyo, de la gasolinera en Guadalupe Inn, dijo que este descuento es a cuenta del margen de comercialización que Pemex le da a sus franquiciatarios, el cual es de 6 por ciento sobre el valor de cada litro comercializado.

Este margen se puede reducir para ofrecer precios más bajos, añadió Arroyo, y el objetivo es atraer más clientes.

Grupo Reforma observó que en esta gasolinera la afluencia de automóviles no era mayor a la de un día normal, donde los clientes tardaban entre 3 y 5 minutos en ser despachados en una de las 6 bombas con 4 mangueras cada una.

En tanto, el encargado de la gasolinera en Moctezuma, quien prefirió omitir su nombre, expuso que la afluencia de automóviles ha sido tan alta que todos los días se agota el inventario de combustibles.

A partir de 2016, Hacienda establece un precio máximo para vender los combustibles.

Este precio se compone en una proporción de hasta 50 por ciento de impuestos que se cargan a Pemex.

A estos gravámenes se les agrega el precio de referencia internacional, costo de flete, mermas y el margen de ganancia de los gasolineros. Dependiendo del valor de la referencia, cada mes aumenta o disminuye el precio por litro del combustible.

En abril de este año la Secretaría de Energía (Sener) comenzó a dar los permisos de importación de petrolíferos aunque ninguna empresa puede acceder todavía a la infraestructura de Pemex porque ésta no ha terminado de delinear los contratos de almacenamiento y transporte de petrolíferos.

Las dos gasolineras aún son clientes de Pemex y negaron tener un precio preferencial en la compra de combustible que su competencia.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla