Vivir en el aquí y en el ahora



Piensa en la última vez que te comiste un rico postre, una buena sopa o bebiste una sabrosa agua de frutas, ¿Se te ocurrió pensar en quién y cómo lo preparó? ¿Saboreaste y disfrutaste cada cucharada? ¿Cada trago? ¿O simplemente lo comiste o bebiste sin sentir? ¿Cuánto hace que no disfrutas el hoy?

De esto se trata precisamente vivir aquí y ahora, de darnos cuenta y saborear cada momento de nuestra vida y de lo que pasa a nuestro alrededor. Simplemente sintiendo la tierra que pisas o detenerte a saborear el trozo de chocolate que te llevaste a la boca, te ayudará a calmar y controlar tus emociones

Pues lo que resulta negativo es que siempre centramos nuestra atención en los motivos que estresan nuestra vida, los cuales no vamos a resolver solo por pensarlos mil veces de la misma forma.

En cambio, si intentamos de pronto concentrarnos cuando menos unos instantes en cosas lindas, como por ejemplo en lo sabroso que está lo que estamos comiendo, el cariño de quien nos lo preparó, el abrazo de un amigo o amiga, o un lindo atardecer; lograremos con ello sentir armonía aunque sea por escasos minutos y de alguna manera aquietar nuestros repetidos y estresantes pensamientos.

¿Qué te parece si a partir de hoy intentas lo siguiente?

Cuando te bañes, disfruta el agua sobre tu cuerpo, sé consciente de su valor, cuídala y llénate de su energía. Disfruta el olor del champú en lugar de estar pensando en lo que tienes que hacer, el tiempo que te queda y el dinero que hoy tienes que gastar. Deja que tu mente se relaje y tu cuerpo disfrute de este momento.

Cuando desayunes, saborea cada pedazo de pan, cada sorbo de café, leche o jugo que tomes, y agradece el momento. Sé paciente contigo mismo y, por supuesto, con los demás.

Aprecia y valora lo que hoy tienes, lo que hoy haces y con quien estás.

A través de estos sencillos ejercicios descubrirás que llevar tus sentidos a redescubrir pequeños, pero importantes detalles de tu vida diaria te relajará y dará una perspectiva diferente de la existencia y así podrás resolver de forma más constructiva tus problemas cotidianos.

Fuente: www.marianoosorio.com


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla