Buenos modales en la mesa.

Comportarse de forma correcta en la mesa es casi tan importante como saber hablar.



Hay que saber seguir el ritmo de la comida y ser lo más sociable posible con sus compañeros de mesa. Este “buen comportamiento” es el resultado de haber tenido una buena educación, un buen ejemplo y poner todo lo aprendido en práctica.

  • Sé puntual a la hora de la comida.
  • Ve a la mesa limpio, bien peinado y con las manos limpias.
  • Siéntate derecho a la mesa.
  • Al sentarte o levantarte de la mesa usa el lado izquierdo de la silla.
  • El jovencito siempre ayuda a la mamá y a la hermana a sentarse.
  • Si tienes visitas, permite que éstas entren primero al comedor.

Al usar la servilleta:

  1. Debes colocarla en la falda.
  2. Si estás en tu hogar o de visita en casa de un amigo, dobla la servilleta al terminar de comer.
  3. Si solamente estás de visita durante la comida, deja la servilleta sin doblar al lado del plato.
  4. Antes de tomar agua, debes limpiarte la boca para no ensuciar el vaso.
  • La servilleta solo sirve para limpiarse los labios y los dedos, pero no debe dársele otro uso (pañuelo, paño para limpiar un plato, un cubierto o un vaso, para limpiarse el sudor o las gafas, etc.).
  • Empieza a comer cuando la anfitriona (dueña) empieza a comer. Si el grupo es grande, para evitar que la comida se enfríe, empieza a comer tan pronto como dos o más personas han sido servidas.
  • Nunca pases platos, saleros o agua a lo largo de la mesa. Pide a alguien que te pase lo que necesitas. Da las gracias.
  • Al pasar el salero, ponlo en la mesa para que la persona lo recoja.
  • Pon el jarro en la mesa con el asa hacia la persona que lo va a usar.
  • Al comer, no te llenes demasiado la boca.

Los alimentos que se llevan a la boca no se escupen o se devuelven al plato de forma evidente. Si algo tiene mal sabor o no le ha gustado, debe retirar este bocado de la forma más discreta posible, dejándolo a un lado del plato. Los expertos recomiendan no dar excusas, ya que esto solo haría que llamar más la atención de otros comensales.

  • Al hablar, hazlo con la boca vacía.
  • Si el café o la sopa está caliente, déjalo que se enfríe. No lo soples.
  • No se utilizan los cubiertos propios para “servirse” de fuentes, salseras, soperas o cualquier otro tipo de recipiente comunitario.
  • No hagas ruido al masticar los alimentos.
  • Come con calma y despacio. No demuestres prisa. Mastica bien los alimentos.
  • Si no lo ofrece el anfitrión, no se debe solicitar repetición de un plato. Puede poner en un compromiso a los anfitriones.
  • El palillo de dientes se usa en privado, nunca en la mesa.
  • No dejes comida en el plato. Sírvete solamente lo que vas a comer.
  • Si tienes que levantarte, pide permiso.

Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla