Cómo congelar y descongelar carne correctamente



Especialmente si eres de los que llenan la despensa una vez al mes con provisiones que alcanzarían para alimentar a un ejército.

¿Cuándo podemos congelar carne?

Siempre que la carne sea fresca y de buena calidad podremos congelarla.

Pasos a seguir para congelar carne.

Debemos congelarla lo antes posible cuando sepamos que no la vamos a utilizar de inmediato. Cuando compramos carne con idea de congelarla, no debemos dejarla en la nevera durante días aunque se trate de carne envasada cuya fecha indique que “aguanta”  varios días, pues durante esos días la carne se está deteriorando poco a poco.

Las grasas se enrancian y se estropean con mayor rapidez que el resto de la carne, por lo que cuando vayamos a congelar carne previamente debemos retirar los trozos de grasa “visibles” que pueda tener alrededor.

Los trozos grandes debemos cortarlos en porciones de como máximo 200 – 250 g (aproximadamente una ración) y debemos envolver muy bien cada porción en papel film o guardarla en una bolsa de congelación. Así nos aseguraremos que no se pegan unos trozos a otros y podremos descongelar siempre la cantidad justa que necesitemos.

Si vamos a congelar carne cocinada, debemos esperar a que se enfríe antes de meterla en el congelador.

¿Qué carne no debemos congelar?

No debemos congelar trozos de carne que sean muy grandes, ya que tardarán mucho en congelarse del todo y la congelación no será uniforme. Lo mismo sucede con la descongelación, tardará mucho y podría estropearse la pieza.

No debemos congelar carne que esté a punto de caducar, pues es más que probable que se termine por estropear durante la descongelación.

No es aconsejable congelar carne picada a no ser que tengamos la certeza de que está muy fresca.

La carne, ¿se puede volver a congelar?

No se puede volver a congelar carne fresca que ya haya estado congelada. Es decir, si descongelamos carne que luego no utilizamos, no podemos volver a congelar carne cruda.

Sí se puede congelar de nuevo la carne descongelada que haya sido cocinada a altas temperaturas, pues el calor destruye los gérmenes que causan el deterioro de la carne y podremos congelarla de nuevo sin riesgos. Así que ya sabéis, si se descongela carne, hay que cocinarla.

¿Cuánto tiempo aguanta la carne en el congelador?

  • Depende de las estrellas que tenga el congelador (información que suele estar impresa en la puerta del mismo) y del tipo de corte de la carne:
  • Las carnes magras, como filetes de ternera, carnes de pollo o pavo, etc. aguantan entre 6 y 12 meses dependiendo del congelador.
  • Las carnes grasas como las chuletas de cerdo, de 3 a 6 meses.
  • La carne picada, siempre y cuando estemos seguros de que es muy fresca y está recién picada, entre 3 y 4 meses.
  • Las carnes muy grasas, como la panceta o las salchichas y chorizos frescos, entre 1 y 2 meses.

Cómo descongelar carne correctamente

Debemos tener en cuenta lo siguiente:

La carne, ya sea cruda o cocinada, debe descongelarse lentamente y de forma natural. Para hacerlo pasamos la carne del congelador a la nevera (por ejemplo, antes de irnos a dormir la noche anterior al día que tengamos previsto utilizarla). Aunque es la forma más lenta de hacerlo es la que mejor conserva los sabores y la textura de la carne.

No es recomendable descongelar a temperatura ambiente y, menos aún, en días calurosos o poniendo la carne congelada cerca del radiador.

Debido a que la carne descongelada se deteriora más rápidamente que la carne que no ha sido congelada, esta debe cocinarse inmediatamente una vez descongelada.

Cuando vayamos a descongelar carne que esté cocinada y congelada con su salsa, podremos descongelar más rápidamente utilizando el programa de descongelación del microondas o en un cazo a fuego lento, pero solo haremos esto en el momento y con la cantidad que vayamos a consumir.

Fuente: www.cocinillas.elespanol.com

 


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla