Despido por embarazo, ¿qué hacer?



Según un informe de la COPRED, los despidos por embarazo son una situación recurrente en México, y conlleva un doble problema: por lado es discriminación laboral, y por otro se trata de violencia hacia la mujer.

El Consejo para Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED), registró en el 2015 un total de 1777 personas que pedían asesoramiento debido a que habían sido despedidas por situación de embarazo.

No solo eso: el problema también se refleja en la falta de oportunidades de las embarazadas para tener cargos de confianza, puestos de liderazgo y salarios igualitarios. Sumado a esto, muchas mujeres se encuentran en situaciones de vulnerabilidad laboral debido a su estado, y con el peligro de perder su trabajo.

Dejar a una mujer sin trabajo por el hecho de estar embarazada se califica como despido injustificado. Ante esta situación, es importante conocer los derechos laborales que la ley otorga en esta situación.

Es de suma importancia conocer los derechos laborales que protegen a las embarazadas para saber cómo proceder y a quién recurrir. Entre ellos están el Artículo 153 del Código del Trabajo, que establece que no se puede dar por terminado un contrato por causa de embarazo.

La empresa, además, tiene que hacerse cargo de la salud y el bienestar de la trabajadora, evitando actividades que la pongan en riesgo. Es primordial hacer una valoración médica que ampare su estado físico.

Otra situación que se debe tener presente es que la empresa no puede descontarle dinero ni ponerla en un puesto inferior.

En caso de no respetarse estar normas, la trabajadora puede acudir a un Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, y presentar una queja por discriminación ante la Comisión de Derechos Humanos.

Recuerda que trabajar es tu derecho y tu condición física no tiene por qué limitarte.

Fuente: www.padresehijos.com


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla