Otros usos del protector labial



¿Quién no tiene en su casa un protector labial? Seguro que todas tenemos más de uno, pues en los cambios de estación y durante los días de frío, los labios se agrietan y se resecan y el protector labial se hace muy necesario. De hecho, son muchas las mujeres que declaran que no pueden vivir sin él porque tienen los labios muy sensibles, porque el resto de productos cosméticos no les dan el resultado más adecuado, o simplemente porque los cambios bruscos de temperatura les afectan muy seriamente a esta zona del rostro.

Sin embargo, el que es un producto básico de cosmética al que casi todas las mujeres acuden en alguna ocasión puede tener muchos otros usos prácticos que no conocías. A continuación vamos a mostrarte cómo puedes utilizarlo mucho más allá de recuperar la belleza de tus labios y mantenerlos protegidos frente a las inclemencias del clima. Así que, si tienes curiosidad, te animo a seguir leyendo y a no perderte toda esta práctica información.

Los protectores labiales son productos cosméticos que ayudan a reparar la piel de los labios de las agresiones externas y de los cambios de temperatura extremos. El protector labial crea una barrera protectora reteniendo la humedad natural de la piel de los labios.

Otros usos curiosos de los protectores labiales

Pero el protector labial también se puede usar en otras cosas que no son los labios, ¿quieres saber cuáles son?

Alivia pequeñas heridas y picaduras de insectos.

Aplicado en una picadura de insectos, el protector labial alivia la sensación de `picazón y en una herida pequeña ayuda a regenerar la piel acelerando el proceso de curación.
Para rozaduras en los artículos de cuero.

Puedes utilizarlo en zapatos, bolsos y cinturones para hidratar la zona de la rozadura. El protector labial actuará como en la piel de los labios restaurando la humedad natural de la piel y así la rozadura pasará más desapercibida.

Para encender fuego

Si quieres encender una hoguera y el fuego se te resiste, prueba a hacer una pequeña bola con tu protector labial y recúbrelo con algodón. Arderá al instante y mantendrá el fuego más tiempo que una cerilla encendida.

Como lubricante

Si tienes una cremallera que no corre bien, prueba a untarle un poco de protector labial en los dientes y córrela varias veces, ya verás como se arregla el problema.

Para el pelo rizado

Si untas un poco de protector labial en tu cepillo de pelo, lograrás que tu pelo no se encrespe por el efecto de la humedad.

Contenedor de secretos

Cuando termines tu protector labial, no lo tires, mételo en el bolso y mete dentro algún objeto de valor que quieras que pase desapercibido para los demás.

Evita las rozaduras

Si tienes unos zapatos nuevos y tienes miedo que te lastimen, antes de ponértelos aplica un poco de protector labial en la zona donde crees que te rozarán y así evitarás que se formen ampollas

Corrector de cejas

Seguro que te ha pasado más de una vez que los pelos de tus cejas se ponen rebeldes y no hay manera de acomodarlas. La próxima vez que te ocurra frótalas con un poquito de protector labial y verás como no se mueven más

Para ablandar las cutículas

Si quieres hacerte la manicura, prueba a usar el protector labial para ablandar las cutículas. Te resultará genial pues además de ablandarlas, le va a proporcionar un extra de humedad.

Para alargar el aroma de tu perfume

Si aplicas un poco de protector labial en tus muñecas y luego te pones encima tu perfume favorito, lograrás que el olor del perfume dure más tiempo.

Como ves, un producto cosmético tan básico como lo es el protector labial puede tener cientos de usos curiosos que ni siquiera se te habían pasado por la cabeza. Aunque no tienes que utilizarlo en todos ellos, te resultará muy útil tenerlo a mano para cuando te surja una emergencia en cualquiera de los casos anteriores. Seguro que a partir de ahora nunca faltará en tu casa y en tu bolso un protector labial, pues ya sabs que puede serte útil en innumerables ocasiones.

Fuente: www.centromujer.republica.com


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla