Cuando un amor no puede ser



Seguro que en más de una ocasión te ha pasado eso de “quien yo quiero no me quiere, y quien me quiere no me gusta”, y es que eso de ser correspondido en el amor no es tan fácil como en un principio puede parecer. De hecho, la mayoría de las personas hemos tenido alguna vez un amor no correspondido.

¿Qué es el amor no correspondido?

El amor no correspondido es sencillamente ese amor que nunca podrá llegar a ser amor. Para que la magia del amor envuelva a dos personas es necesario que estas personas sientan lo mismo la una por la otra.

En el caso del amor no correspondido sólo una de ellas siente verdadero amor por la otra, la otra persona podrá quererla, pero de una manera diferente; como amigo, como confidente, como a un hermano…pero nunca como el encargado de corresponder ese amor. De ahí el término amor no correspondido.

De esta manera, el amor pasa a ser a decepción, y la ilusión se convierte en dolor. Un dolor que puede desembocar en un sufrimiento inmenso para la persona que lo vive porque cree que nunca logrará llenar el vacío de ese amor no correspondido.

¿Se puede superar un amor no correspondido?

Ante todas las situaciones, ante todas las características, ante todas las personas la respuesta es siempre Sí, se puede superar un amor no correspondido.

Aunque en un primer momento creas que va a ser imposible, no hay nada que el tiempo no pueda curar. La vida sigue, y tú con ella; todos los días seguirá saliendo el sol y solo tú decides si te quedas en el lado del sufrimiento o te lanzas a lo que la vida tiene preparado para ti.

Porque, ¿quieres saber una cosa? Lo que a unos no les gusta, a otros les fascina. Tienes mucho que dar, simplemente esa persona no era la que lo merecía. Existe esa persona, así que ábrete a lo que el mundo tiene preparado.

Consejos para superar un amor no correspondido

  • Deja que el dolor fluya por tu cuerpo hasta salir de él, no importa el tiempo que necesites.
  • Crea distancia física y emocional, si lo necesitas.
  • No es tu culpa, tú no tienes que cambiar nada tuyo.
  • Tú no has hecho nada mal, si la persona no te corresponde es su responsabilidad y no la tuya, siéntelo por lo que él (o ella) se perderá contigo, y no por ti.
  • Sal con tus amigos y diviértete.
  • No tengas miedo a relacionarte con gente nueva, nunca sabes que te van a aportar.
  • No vivas del pasado o de lo que pudo ser, ya que esto no te permitirá disfrutar del presente.

Pero sobre todo, recuerda: todo el mundo tiene la capacidad de amar y ser amado, no te conformes con alguien que no te ofrece lo que tú eres capaz de darle. Ahí fuera hay alguien esperando recibir todo ese amor que tienes, ¿a qué esperas?

Fuente: www.euroresidentes.com

 


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla