Infusiones para mejorar tu salud.

Descubre cuáles son las mejores infusiones medicinales para tratar los trastornos leves de cada día.



Las mejores infusiones para cada trastorno

1. Dolor de cabeza
El dolor de cabeza es un trastorno muy incómodo que no debemos aguantar, ya que podría ser perjudicial para la salud.
Si queremos prescindir de los analgésicos podemos recurrir, en primer lugar, a una infusión medicinal con una o varias de estas plantas:

  • Cúrcuma: La cúrcuma tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas muy potentes.
  • Violeta: Esta planta contiene ácido salicílico, el componente analgésico de medicamentos como la aspirina.
  • Diente de león: Limpia la sangre de las toxinas que provocan el dolor de cabeza.
  • Menta: Alivia la congestión y el calor en la cabeza.

2. Mala digestión
Las mejores infusiones digestivas están elaboradas con las siguientes plantas medicinales:

  • Menta: La menta es una de las mejores plantas para favorecer la digestión y combatir los gases.
  • Jengibre: Potencia los jugos gástricos y previene la acidez.
  • Melisa: Calma los nervios que afectan al estómago.
  • Comino: Ya sea la semilla o en polvo, es ideal para eliminar los gases.

3. Mareos
Para evitar los mareos, tanto si son causados por viajes, por problemas de tensión o durante el embarazo, podemos tomar jengibre.

Es una de las mejores infusiones para aliviar esta molestia y, además, tiene propiedades digestivas y estimulantes.

Podemos prepararnos una infusión caliente o fría, endulzarla con miel de abeja e irla tomando a pequeños sorbos.

4. Síntomas de resfriado y gripe
Ante los primeros síntomas del resfriado y la gripe, como fiebre, tos o mucosidad, nos prepararemos una buena cantidad de infusión con las siguientes plantas medicinales:

  • Tomillo y eucalipto: Antisépticos.
  • Menta: Baja la fiebre.
  • Jengibre: Favorece la sudoración y también baja la fiebre.
  • Llantén: Suaviza las vías bucales.
  • Cayena: Una pizca de esta pimienta nos ayuda a abrir los bronquios.
  • La endulzaremos con miel de abeja, que es un antibiótico natural.

5. Estreñimiento

Si sufrimos estreñimiento de manera puntual podemos tomar infusión de sen, que tiene un alto poder laxante.

No obstante, si se trata de estreñimiento crónico, deberemos evitar estos laxantes ya que, aunque son naturales, tienen efectos irritantes.

Para solucionar el estreñimiento de manera definitiva deberemos descubrir cuál es la causa.

Para mejorar la función del intestino podemos tomar infusiones a base de diente de león y semillas de lino, endulzadas con miel de acacia.

6. Diarrea
Para detener una diarrea puntual debemos recurrir a plantas con propiedades astringentes como, por ejemplo, el té verde o la tormentilla, y endulzarla con miel de encina.

Es fundamental beber mucho líquido en estos casos para evitar la deshidratación.

7. Dolor de garganta
Para el dolor de garganta necesitamos una infusión que combine los efectos curativos de varios ingredientes:

  • Jengibre: Da calor a la garganta.
  • Llantén: Suaviza las vías bucales.
  • Cúrcuma: Antiinflamatoria y analgésica.
  • Limón: Antiséptico.
  • Miel de abeja: Antibiótica.

8. Falta de energía
El hipérico y la menta endulzados con miel de abeja son una combinación excelente para combatir la falta de energía.

9. Ansiedad, nerviosismo o estrés
Para calmar los nervios podemos prepararnos una infusión a base de melisa, lavanda, albahaca y peladura de naranja, endulzada con miel de espliego.

10. Insomnio
Para mejorar el sueño nos ayudarán las plantas relajantes como la pasiflora, la valeriana o la tila.

11. Dolores menstruales
Para los dolores menstruales, además de recurrir a un médico especialista si son recurrentes, podemos tomar una infusión a base de salvia, hinojo, artemisa y manzanilla.

12. Libido disminuida
Para aumentar la libido de manera natural tomaremos una infusión estimulante y afrodisíaca a base de jengibre, pimienta, canela, anís estrellado y cardamomo endulzada con miel de abeja. ¡Es deliciosa!

13. Pesadez en las piernas
Para aliviar la pesadez de piernas nos prepararemos una infusión circulatoria con romero, diente de león. En caso de tenerlas hinchadas, añadiremos también cola de caballo.

¿Cómo las tomamos?
Si queremos tratar un trastorno debemos tomar dos o tres infusiones al día para que el tratamiento sea rápido y efectivo. Podemos hacer una toma en ayunas, otra a media mañana y la última a media tarde.

La excepción será en los casos en los que debemos tomarla para algo específico como por ejemplo:

  • Después de comer para mejorar una digestión pesada.
  • Antes de acostarnos para combatir el insomnio.
  • Estas infusiones están pensadas para tratamiento puntuales de trastornos leves. Para casos crónicos o que permanezcan más de una semana deberemos acudir al médico.

Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla