Tratamientos de colágeno para el cabello



Muchas veces los tintes, el sol y la contaminación – sin contar si te fuiste a la playa y te metiste al mar y la alberca -, dañan el cabello de forma notable. Existen muchos remedios que sirven para repararlo dejándolo suave y radiante como a ti te gusta, pero no todos son permanentes. Uno de estos remedios, que es a largo plazo, es el colágeno.

¿Para qué sirve el colágeno?

El colágeno es absolutamente necesario para el cuerpo. Esta proteína es importante porque sirve para estructurar tejidos de los músculos, piel, huesos, cartílagos, uñas y cabello. Como tratamiento de belleza el colágeno hace maravillas porque desde un nivel molecular ayuda a prevenir el envejecimiento del cuerpo, mantiene la piel brillante y tonificada, además hace que el cabello y las uñas crezcan más rápido y se vean más sanas.

El cabello, como cualquier otra parte del cuerpo, requiere de nutrimentos, hidratación y cuidados específicos para estar saludable. La edad, la humedad de la atmósfera (o falta de ella), el frío, el sol, la contaminación, los tintes y otros factores, que contribuyen a que nuestro cabello pierda brillo y fuerza y se vuelva quebradizo, opaco y reseco. Una buena nutrición y mucha agua ayudan a que el cabello se mantenga en buen estado, pero lavarlo continuamente con un buen shampoo, acondicionarlo y recortarle las puntas, también es básico. No obstante, a veces el maltrato es demasiado, de modo que necesitamos esa “manita de gato” que nos rescate: es ahí donde entra el colágeno.

Hay distintos tratamientos capilares con colágeno.

Los más accesibles son aquellos que se ingieren en forma de pastillas que además ayudan al resto de tu cuerpo a mantenerse joven. Los puedes conseguir en cualquier tienda grande las marcas y presentaciones son múltiples. Ayudarán a tu cabello, estos productos tienen un enfoque global, y serán especialmente útiles para mantener la salud de tu melena, piel y uñas, es como hacer una reparación inmediata.

También existen otros métodos específicamente dirigidos a nuestra cabellera, tales como mascarillas, ceras y cremas leave in con colágeno (incluso hay marcas de rímel enriquecidas con esta proteína), que funcionan mejor cuando están combinadas con queratina. Estos tratamientos son más que nada preventivos, aunque sin duda ayudarán a reparar tu cabello si ha perdido vigor y belleza. Uno de los tratamientos más completos (que sólo puedes hacerte en salones de belleza) es el llamado “botox capilar” (que de bótox no tiene nada, pero el nivel de restauración de tu cabello es tal que casi parece que le hubieras inyectado esta sustancia). Dura alrededor de una hora y se trata de colocar una sustancia hecha de colágeno por todo el cabello (como si se aplicara un tinte) y sellarlo con una plancha especial, para posteriormente lavarlo y peinarlo. Este tipo de mascarilla hidrata y repara tu melena a profundidad, haciendo que en las cabelleras maltratadas, de puntas abiertas, secas y sin cuerpo, se aprecie una transformación impresionante. Los efectos de este tratamiento duran de tres a cuatro meses y puede repetirse cuantas veces desees porque no se aplican productos químicos dañinos a corto ni largo plazo.

Que tu cabello no se vea maltratado

El cabello rizado y crespo, por su propia naturaleza, tiende a maltratarse más que el cabello lacio, que conserva con más facilidad sus aceites naturales. Los tratamientos de colágeno se suelen recomendar más para el primer tipo de cabello, pero las lacias no tienen absolutamente ninguna contraindicación de aplicarse colágeno si consideran que lo necesitan.

Recuerda, ya sea que necesites una reparación radical o simplemente un tratamiento constante y preventivo constante y preventivo, el colágeno es tu mejor aliado.

 


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla