Vitaminas para una buena salud visual



Entre los consejos de ópticos y oftalmólogos para que disfrutemos de una buena y sana visión, además de la visita anual para su revisión y control, y la utilización de productos basados en la optocosmética (hipoalergénicos), se encuentran otra serie de recomendaciones a tener en cuenta para preservar uno de nuestros grandes tesoros: la vista. Dormir las horas suficientes para que la mucosa del ojo se recupere con el descanso, no abusar de la pantalla del ordenador, televisión y más medios digitales, descansar la visión de cerca y mirar a lo lejos son algunas de las indicaciones que debemos seguir al pie de la letra.

Ahora bien, además de todas estas precauciones, también es importante aportar las vitaminas y nutrientes necesarios para una correcta visión. Las dietas desequilibradas afectan tanto a los ojos como a los músculos y vasos sanguíneos que los rodean. Diversos estudios han demostrado que las sustancias antioxidantes pueden ayudar a prevenir y retrasar la aparición de problemas de visión.

Vitamina A: retinol y carotenos

Su carencia puede provocar grandes problemas de visión: disminución de la agudeza visual cuando oscurece, sequedad, inflamación de los párpados y ulceraciones en la córnea. La vitamina A es de vital importancia para la salud de la vista.

Tiene dos fuentes naturales: una de procedencia animal, el retinol; y la otra de procedencia vegetal: los carotenos, entre ellos el más importante es el beta-caroteno o provitamina A. Algunos naturistas dicen que al ser una vitamina liposoluble puede resultar peligrosa su sobredosificación y aconsejan, para evitarlo, tomarla de frutas y verduras, ya que la carne animal es mucho más tóxica que los carotenos, sustancia que lo máximo que puede producir, si se consume en exceso, es coloración en la piel y mucosas.

Entre los alimentos que aportan al organismo vitamina A están:

  • La zanahoria
  • Las espinacas
  • El tomate
  • La yema de huevo
  • El aguacate
  • La papaya
  • El hígado
  • Lácteos

 

Vitamina E: el poder antioxidante

Su combinación con la vitamina C, A y la Luteína puede disminuir el riesgo de cataratas y degeneración macular. Ayuda al organismo a optimizar el buen uso de la vitamina A. La protege contra su destrucción y la previene de la oxidación.

Alimentos ricos en vitamina E son:

  • Las nueces
  • Los pistachos
  • Las almendras
  • El arroz integral
  • La avena
  • El trigo
  • Las espinacas
  • El brócoli
  • Las manzanas
  • Los kiwis
  • La uva
  • El mango
  • El aguacate
  • El melón
  • El plátano
  • Los espárragos
  • El aceite de germen de trigo
  • El aceite de oliva
  • El aceite de soja

Vitamina C: contra las cataratas

Excelente antioxidante. La falta de vitamina C puede incidir en la aparición de degeneración macular asociada a la edad y es muy efectiva para reducir el riesgo de padecer cataratas.

Alimentos que la contienen son:

  • Los cítricos como la naranja, el limón o el pomelo
  •  Los pimientos
  •  Las fresas
  •  Las grosellas
  •  El kiwi
  •  La coliflor
  •  Los tomates
  •  Las verduras de hoja verde

Vitamina B2 o riboflavina

Mantiene las membranas mucosas, alivia la fatiga ocular y beneficia la visión.

Entre los alimentos que la contienen están:

  • La levadura de cerveza
  •  La lechuga
  •  La harina integral
  •  El germen de trigo
  •  Los lácteos

Luteína: degeneración macular

La luteína es un pigmento de los carotenoides. Funciona como filtro solar protegiendo el fondo del ojo y previniendo la pérdida de visión, además de ser útil en la prevención de las cataratas. Preserva la integridad de la mácula, zona del fondo del ojo, que puede degenerarse hasta perder casi totalmente la visión.

La luteína tiene que ingerirse con la alimentación, ya que el organismo es incapaz de producirla. Por tanto es importante incluir en la dieta alimentos que la contengan:

  • La calabaza
  •  Los pimientos
  •  Las espinacas
  •  Las coles
  •  Las acelgas
  •  El brócoli
  •  El maíz
  •  La yema de huevo
  •  La lechuga
  •  Los tomates

Licopeno: para la buena salud ocular

Este otro carotenoide, concretamente es un pigmento vegetal que da el color rojo o anaranjado característico de muchas frutas y verduras, como ocurre también con otros carotenos.

La fuente más importante de licopeno son los tomates, aunque no solo se encuentra en ellos. También está en la sandía, la papaya, el pomelo rosado y el albaricoque.

¡No te olvides de la optocosmética!

Recuerda que para proteger los ojos, además de todas las recomendaciones alimenticias mencionadas anteriormente, es importante evitar los factores de riesgo (radiaciones solares, los ambientes cargados, el humo, el tabaco, el calor y el frío excesivo, etc.) y utilizar productos de última generación para el cuidado de los ojos. Este es el caso de Dermalook, marca líder en optocosmética, cuyas fórmulas a base de ingredientes como el pantenol, la vitamina E, la manzanilla y otros complejos multivitamínicos mimarán tus ojos suavizando y protegiendo tus pestañas, haciéndolas más flexibles, fortaleciéndolas y evitando que se desprendan. Toda una revolución en sombras, máscaras y lápices hipoalergéincos que ofrecen unos resultados excelentes a la vez que cuidan de la salud ocular.

Fuente: www.dermalook.com

 


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla