Gratinado de espelta y queso de cabra



Ingredientes

Tiempo de preparación: 25 minutos, más el tiempo de cocción
Raciones: 4 porciones

  • 2 manojos de Cebolletas
  • 300 gramos de Espelta
  • 500 ml de Caldo de Verduras concentrado
  • 6 Zanahorias
  • 350 gramos de Guisantes congelados
  • 3 – 4 cucharadas de Aceite de Oliva
  • ½ cucharada de Hojas de Salvia picadas
  • Sal
  • Aceite para engrasar la fuente
  • Pimienta
  • 250 gramos de Queso de Cabra
  • 30 gramos de copos de Mantequilla

Preparación

Calienta el horno a 200°C. Limpia las cebolletas y córtalas en aros.

Cuece la espelta con la cebolleta en el caldo de verduras unos 15 a 20 minutos.

Lava las zanahorias, pélalas y córtalas en dados. Rehógalas con los guisantes descongelados en el aceite de oliva.

Incorpora la salvia, condiméntalo todo y déjalo rehogarse unos 2 o 3 minutos a fuego muy suave. Engrasa una fuente refractaria llana.

Salpimienta y mezcla las hortalizas con la espelta. Dispón la masa en la fuente.

Ralla el queso de cabra y repártelo junto con los copos de mantequilla por encima. Gratínalo en el nivel superior del horno entre 10 y 15 minutos.

Beneficios

La espelta destaca sobre todo por ser una variedad de trigo ideal para el cultivo ecológico, lo que se traduce principalmente en que la mayoría de productos de espelta que encontramos actualmente en el mercado proceden de agricultura/cultivo ecológicos.

Desde un punto de vista nutricional es un cereal sumamente rico en proteínas (contiene 8 aminoácidos esenciales), minerales (como el fósforo, hierro y magnesio) y vitaminas (especialmente vitaminas del grupo B, vitamina E y betacarotenos). También destaca por su alto contenido en fibra, lo que nos encontramos ante un cereal adecuado en caso de estreñimiento.

 


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla