¿Hay que cambiar de crema porque la piel se acostumbra?



La piel es una parte de nuestro cuerpo muy delicada, por lo que necesita continuo cuidado. Es recomendable el uso de cremas para poder nutrirla e hidratarla todo lo posible. A veces, también se aconseja el agua de rosas para la limpieza facial, ya que es un refrescante e hidratador casi natural.

Las cremas que debemos usar para el cuidado de nuestra piel tienen que ser cremas adaptadas al tipo de piel que tengamos, pues no necesitan los mismos cuidados las pieles secas que las grasas. Se suele afirmar que las pieles se adaptan a las cremas después de utilizarla durante mucho tiempo, esto es totalmente falso. Una piel no se adapta a la crema, sino que al principio parece que hace más efecto que según va pasando el tiempo.

Las pieles no se adaptan a las cremas

Si un producto funciona no tenemos porqué dejar de usarlo. Esto se puede aplicar a todo en la vida, pero mucho más si nos referimos a cremas para la piel es normal que durante las primeras semanas de su utilización notemos mucha más mejoría que después, pero por no notarlo no significa que esté dejando de hacer su función como crema hidratante. Se notarán menos los beneficios, pero seguirán existiendo.

Según van pasando los años la piel necesita más hidratación. Lo mismo sucede con los cambios de residencia, si vamos a vivir a un lugar más seco que en el que estábamos tendremos que escoger un tratamiento rico en antioxidantes y en vitamina C. Los cambios bruscos en el nivel de humedad en el ambiente o un cambio en las hormonas también pueden provocar un trastorno en nuestra piel, pero nada más puede hacerlo. Por esto, hemos de ser conscientes de que las pieles no se acostumbran a las cremas.

Así que ya sabes, plantéate cambiar de crema cuando tu piel lo necesite, ella y solo ella te dirá lo que necesita en cada en momento.

Fuente: www.diariofemenino.com

 


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla