El aceite de coco NO es saludable.

Un nuevo reporte alerta sobre los efectos negativos del aceite del coco sobre la salud del corazón. ¡Entérate!



Aunque a simple vista parece ser más saludable que otros productos (como la mantequilla), el aceite de coco aumenta el colesterol “malo” (LDL), que eleva el riesgo de sufrir enfermedades del corazón.

Así lo advierte un informe de la Asociación Americana del Corazón (AHA), basado en 7 ensayos clínicos en el que se compara el aceite de coco con otras grasas mono y poliinsaturadas.

Un estudio descubrió que el aceite de coco, compuesto en un 92 por ciento de grasa saturada, eleva menos el colesterol LDL (conocido como “colesterol malo”) que la manteca de cerdo, pero significativamente más que los aceites vegetales insaturados.

Para personas con problemas cardíacos no es sensato incorporarlo en lugar de otros aceites. “Es peligroso reemplazar el aceite de oliva extra virgen por aceite de coco”, señaló el investigador principal del estudio, Laurence Eyres, presidente del grupo de especialistas en Aceites y Grasas del New Zealand Institute of Chemistry.

Sus altos niveles de grasas saturadas, y es que el aceite de coco posee 82% de éstas, muy contrario al aceite de oliva, el cual posee 14% o el de canola, que sólo contiene 7%, según encontró la Asociación Americana del Corazón.

La grasa de este fruto está tan saturada como nosotros de los anuncios engañosos sobre él. Es una grasa aún más concentrada que la de la mantequilla o la manteca de cerdo. Es verdad que este tipo de grasa se ha demonizado injustamente y que la necesitamos en nuestra dieta, pero tampoco tiene sentido empezar a consumir aceite de coco por cuestiones de salud. Si te gusta, perfecto, pero con moderación.

Helen Bond, dietista y portavoz de la Asociación Dietética Británica, no se encuentra del todo convencida.
“La gente piensa que porque es natural, el coco debe ser saludable, pero lo que no saben es que lleva sorprendentes cantidades de calorías y grasas saturadas”.

La especialista afirma que aunque diversos medios han declarado que el coco ayuda con la pérdida de peso, “el aceite de coco tiene las mismas calorías que el aceite de oliva, pero una cucharada proporciona 13 g de grasa saturada, en comparación con los 2,1 g que ofrece el aceite de oliva”.

“Los niveles de grasa recomendados, tanto para hombres como mujeres, son de 30 y 20 g, respectivamente. Lo cual deja a la cantidad que proporciona el coco como una de las más altas”.

Sin embargo, las personas que apoyan el consumo del coco argumentan que la mayoría de sus grasas, son de un tipo conocido como triglicéridos, las cuales se queman rápidamente.

En particular, agrega la nutricionista, existe un gran despliegue publicitario en torno al ácido láurico, una grasa que se encuentra en el coco, sobre la cual se dice, reduce el colesterol además de que ayuda con mecanismos de inmunidad.

Al respecto, la Fundación Británica del Corazón dice que no hay suficiente investigación de buena calidad para proporcionar una respuesta definitiva sobre si la grasa saturada del aceite de coco es más saludable o no. Sin embargo, Helen Bond recomienda el aceite de colza, que también tiene un alto grado de grasas, pero son del tipo monoinsaturadas, las cuales son más saludables para el corazón.

Se aconseja cambiar este aceite por uno vegetal como el de girasol o el de oliva. Así que si eres de los que cocina con este aceite, tal vez es hora de que te despidas de esta delicia y experimentes con otro tipo de aceites.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla


Sharon