¿Qué dice el color de la orina de tu salud?

Cuando se trata de fluidos corporales, aunque resulten desagradables, tenemos que estar muy atentos a ellos, ya que nos dicen mucho sobre nuestro estado de salud.



Lo sabemos. No es un tema agradable, puede que seas de esas personas que va al baño y no se fije demasiado en estos aspectos, pero los médicos nos advierten que es indispensable saber de qué color es nuestra orina. No solo es importante el notar si sufrimos dolor o no, la tonalidad de la misma nos demuestra determinados indicadores: mala alimentación, enfermedades…

La orina está compuesta de agua y otras sustancias de desecho. Si algo no funciona bien en nuestro organismo la orina puede cambiar de color. Ya sea debido a nuestra alimentación, a una inflamación o incluso al consumo de algún tipo de medicamento, puede provocar cambios que hemos de tener en cuenta. Veamos pues todos los datos por el bien de nuestra salud.

En primer lugar hemos de saber una cosa: la orina se origina tras un filtrado por los riñones. Después de este proceso llega a la vejiga una mezcla de agua y toxinas que el organismo no necesita, y que debe ser eliminada. Dependiendo de los alimentos consumidos y de mecanismos propios de cada persona, como puede ser la transpiración y la respiración, hace que evacuemos más o menos orina. El color dependerá de los siguientes aspectos:

  • Orina incolora o transparente: Significa que estás tomando demasiada agua y quizás debas controlar la cantidad de que bebes.
  • Orina color amarillo pálido: Significas que eres normal y estás perfectamente hidratado.
  • Orina color amarillo transparente: Eres perfectamente normal.
  • Orina color amarillo oscuro: Eres normal, pero bebe más agua.
  • Orina color ámbar o miel: Tu cuerpo no está recibiendo el agua que necesita. Bebe agua pronto.
  • Orina color jarabe o cerveza negra: Significa que podrías tener una enfermedad hepática, o un severo cuadro de deshidratación. Consume más agua y si el color persiste, visita a tu médico.
  • Orina color rosado a rojo: Si has comido remolachas o arándanos últimamente, es normal que tu orina adquiera colores rojizos. Si no has comido estos alimentos tienes sangre en la orina. Esto puede no ser nada, o puede indicar graves problemas como enfermedades renales, tumores, infecciones e incluso envenenamiento por mercurio. Debes visitar a tu médico.
  • Orina color naranja: Puedes no estar suficientemente hidratado, o puede deberse a tu alimentación. Si no, se puede deber a algún tipo de enfermedad hepática.
  • Orina color azul o verde: Debes visitar a tu médico, pero no te alarmes, seguramente no sea nada. El color verde o azulado de la orina se puede deber a una condición genética poco común (hipercalcemia), a la ingesta de algunos alimentos, o el efecto de algunos medicamentos.
  • Orina color púrpura: No existe semejante cosa como la orina color violeta.
  • Orina efervescente o con espuma: Si es ocasional, no hay ningún problema. Si persiste, puede significar exceso de proteína en tu dieta, o una enfermedad renal, deberías visitar a tu médico.

Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla