No digas chismes ¿Qué tipo de información brindan los chismes?



Un chisme se considera una noticia o un comentario que no está del todo claro si es cierto o falso, aunque en su mayoría suelen ser de carácter negativo. En otras palabras un chisme es una noticia sin verificar su veracidad. Todos hemos oído chismes y hasta en ocasiones, unos más otros menos, hemos participado en alguno.

El chisme es parte de la comunicación y queramos o no, el chisme es el que da muchas veces ese “sabor” a la plática, hasta la biblia lo dice “las palabras del chismoso son como bocados deliciosos” (Proverbios 18:8a). Un comentario o noticia se convierte en un chisme cuando queremos saber más (morbo) o cuando se quiere platicar más de lo que es realmente; sin embargo, va a depender mucho la intención con la que se cuente el chisme.

¿Consideras que un chisme aporta información valiosa y confiable?

  •  No. En la mayoría de casos los chismes son negativos, y tal vez, quizá alguno sea “bueno”, veamos por qué.

Un chisme negativo es cuando:

  • El que lo transmite tiene intenciones de perjudicar, “quemar”, avergonzar, poner en ridículo, exponer algo privado en público…etc.
  • Distorsionas o les das otro sentido a la información que obtuviste.
  • Sin verificar la veracidad de la información tú la transmites a otros, a tu manera y muchas veces añadiéndole “de tu cosecha” cosas que no te “contaron” y creas tus propias especulaciones.

Consecuencias de un chisme:

  • Generarse una opinión negativa, mala reputación, desprestigio, menosprecio, evitar el saludo, evitar hablarle, rencor, sobre una persona, familia, grupo, institución…etc. al no verificar la veracidad del chisme y creérselo completito.
  • Crear problemas en la persona a quien se está dirigiendo el chisme, tales como rupturas amorosas, divorcios, despidos, ser expulsado, perder amigos y amistades, no dirigirles la palabra…etc.

No obstante puede haber “chismes positivos”:

  • Cuando te comunican o comunicas alguna noticia de un amigo, familiar o vecino que le ocurrió sin añadir más, algo muy concreto.
  • De esta manera te puedes enterar o enterar a otros sin necesidad de tener malas intenciones.

En definitiva, debemos tener mucho cuidado con la información que recibimos o queremos dar. La crítica y la envidia también crean chisme, pues se suele hablar mal o juzgar la apariencia, el trabajo, el credo religioso y hasta la forma de vestirse. En nuestra opinión, lo mejor será evitar todo tipo de calumnia y hablar mal de los demás (chisme) si no estamos enterados lo que realmente está pasando o les esté sucediendo.

Fuente: www.vivirdiario.com

 


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla