Remedios caseros para deshinchar los pies



Además de que influye el calor, algunos problemas de salud como la retención de líquidos o la hipertensión, pueden provocar inflamación. Pero a veces, se trata sólo de cuidados sencillos que has dejado pasar. Para librarte de esa molestia, especialistas te cuentan por qué sucede y cómo librarte de los pies hinchados.

¿A qué se debe?

Los problemas de los pies a veces son la primera señal de enfermedades más serias tales como artritis, diabetes y problemas neurológicos o circulatorios, o una deformación ósea. Pero también pueden obedecer a zapatos mal elegidos, malas posturas, falta de ejercicio, etc. A cualquier edad, los pies deben mantenerse sanos; conoce los trucos para cuidarlos…

  1. Elévalos y estira

Acuérdate de levantar los pies cuando estás sentado/a, eso ayuda a activar la circulación. Si pasas largo tiempo en la silla, levántate de vez en cuando y camina al menos 5 ó 10 minutos. Si usualmente cruzas las piernas, cambia de pierna o manténlas sin cruzar preferentemente, aconsejan los Institutos Nacionales de Salud (NIH).

  1. Baños de manzanilla

Esta planta está reconocida como antiinflamatoria y sedante, según el sitio Natural Standard, y tanto en compresas como beberla en una infusión, puede ayudar a desinflamar los pies, a la vez que aliviará el dolor. La mejor parte de la manzanilla es la flor, que se compra disecada en las tiendas. Haz baños de agua tibia con manzanilla, manteniendo los pies sumergidos al menos por media hora.

  1. Arma tu Spa diario

Sólo necesitas una pequeña tina para sumergir los pies en un preparado de agua y sal o con hierbas como la malva, menta o castaña de la India, y relajarte al menos 20 minutos al día si es posible, al término de la jornada laboral o cuando sientas hinchazón o dolor. Nunca utilices el agua muy fría ni muy caliente, pues las temperaturas extremas son enemigas de la circulación.

  1. Toma diuréticos naturales

Esta lista de alimentos te ayudarán a deshacerte del exceso de líquido y te aportarán importantes nutrientes. A la hora de elegir una fruta, opta por la sandía y los arándanos, y si de vegetales se trata, el pepino, el alcaucil o alcachofa, los tomates, el apio y las berenjenas, son los mejores para eliminar el exceso de líquido del cuerpo que puede provocar hinchazón en los pies.

  1. Consume menos sal

Quizá los pies hinchados obedezcan a la retención provocada por el consumo excesivo de sodio (sal). Ésta dificulta la actividad renal y provoca acumulación de líquidos. Prueba una dieta reducida en sal, teniendo en cuenta que una cucharadita representa aproximadamente 2,300 mg, pero que el cuerpo solo necesita 200 mg por día.

  1. Vigila el calzado

Usar zapatos cómodos puede prevenir muchos problemas. Procura elegir bien la talla y cómpralos al final del día, cuando los pies están más grandes. No los compres sin probártelos. Camina con los zapatos puestos para asegurarte de que te sientan bien, y ten en cuenta que los de tacones altos o puntiagudos causan daño, en cambio los de tacón bajo son más cómodos y menos perjudiciales. Fuente: NIH.

  1. Haz más ejercicio

Hacer actividad física en forma regular es importante, pero también es vital evitar lesiones que pueden provocar dolor e inflamación innecesarios. La Biblioteca Nacional de Medicina aconseja realizar calentamiento antes del ejercicio o deporte y volver a la calma al finalizar. Asegúrate también de hacer estiramiento. Ten en cuenta que caminar con buen calzado es ideal para activar la circulación.

  1. Prueba con estas infusiones

Si la causa de las piernas cansadas o pies hinchados es la mala circulación sanguínea, hay algunas infusiones naturales de hierbas que pueden ayudarte. Son conocidas por sus propiedades de mejorarla la planta de romero, la de salvia, la menta, el muérdago, el ginkgo biloba, jengibre, cola de caballo, cayena y mostaza negra, barba de maíz y diente de león…en cualquier momento, un té de hierbas es reconfortante.

  1. Los masajes linfáticos

Se llama drenaje linfático manual a la técnica que se realiza con las manos a través de movimientos muy suaves, lentos y repetitivos que favorecen la circulación, mejorando así los cuadros de edemas, inflamaciones y retenciones de líquidos. Hay profesionales que los realizan, y si no puedes acceder, prueba hacer tú misma unos masajes circulares en tus pies y tobillos para activar la circulación.

  1. Controla la diabetes

Si la hinchazón de los pies es persistente y no cede con remedios caseros o con medidas saludables, tal vez deberías medir tu nivel de diabetes. Ésta puede causar daño a los nervios y los vasos sanguíneos, resultando en una inflamación permanente que puede causar entumecimiento y reducir la sensibilidad. O consulta al médico para conocer el origen del síntoma del dolor en los pies.

Fuente: www.msn.com

 


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla