Mascarillas para proteger tu cabello del sol.

Descubre algunas mascarillas ideales y pensadas para brindarle protección y cuidados al cabello tras haber tomado el sol, para evitar que se reseque.



Hay un amplio abanico de factores como el sol, la sal del mar, y el cloro de la piscina, que lo dañan y hacen que este pierda su brillo y su vitalidad natural. Generalmente, el principal síntoma del cabello dañado es que se rompe con muchísima facilidad y, además, se cae más de lo que es habitual.

En este tipo de situaciones lo mejor es apostar por las mascarillas caseras. Remedios 100% naturales que se pueden preparar con ingredientes que todo el mundo tiene en su cocina y que resultan especialmente beneficiosos para el cabello durante la época estival.

Yogurt y huevo

Esta mascarilla es aconsejable para aquellas personas que noten su pelo sin brillo en verano. Un remedio casero con ingredientes totalmente naturales que todo el mundo tiene en su cocina y que es muy sencillo y rápido de preparar.

Como ingredientes se necesitan un huevo y un yogur natural. Su preparación es muy fácil. Lo primero es batir la clara de huevo a punto de nieve. Cuando se tenga lista, se mezcla con 5 cucharadas de yogurt natural.

Una vez preparada la mascarilla, se aplica directamente sobre el cabello, masajeando muy bien el cuero cabelludo con suaves masajes circulares para que penetre bien; se deja que actúe durante 30 minutos y se retira con abundante agua tibia.

Hojas menta y limón

Esta es una de las mascarillas caseras para el cabello más recomendables en la época estival. Actúa como escudo protector en el cuero cabelludo para que éste no se deshidrate y pierda brillo a causa del sol, el cloro de la piscina y la sal del mar.

Para preparar esta mascarilla se necesitan los siguientes ingredientes: 4 o 5 hojas de menta, vinagre de manzana, rúcula fresca y zumo de limón.

El proceso de preparación es muy sencillo. Se pone a hervir una taza de agua y, cuando llegue a su punto de ebullición, se añaden las hojas de menta; se deja cocinar a fuego medio un par de minutos, se retira y se cuela para quedarse con la infusión.

Luego, se mezcla la infusión de hojas de menta con el vinagre de manzana, la rúcula fresca y tres cucharadas de zumo de limón.

Se aplica directamente la cataplasma sobre el cabello, se deja que actúe 20 minutos y se aclara con abundante agua tibia. Durante esos 20 minutos es conveniente colocar un gorro de plástico sobre el cabello.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla