Posponer la paternidad también es una mala idea para el hombre



Inestabilidad laboral, bajos sueldos, prolongación de la formación. Estos son algunos de los motivos que hacen que las parejas pospongan cada vez más la decisión de ser padres. No han sido pocos los estudios que han demostrado los riesgos que tiene para la madre retrasar la maternidad y que hacen que aumente la posibilidad de infertilidad, así como otros peligros para el bebé.

Pero estos riesgos no solo afectan a la madre. En el caso del padre, posponer la paternidad también es una mala idea. La edad del padre influye en la posibilidad de engendrar un hijo y también incrementa las probabilidades de que el niño experimente problemas de crecimiento o anomalías cromosómicas que den lugar a casos de Síndrome de Down.

Pero estos riesgos no solo afectan a la madre. En el caso del padre, posponer la paternidad también es una mala idea. La edad del padre influye en la posibilidad de engendrar un hijo y también incrementa las posibilidades de que el niño experimente problemas de crecimiento o anomalías cromosómicas que den a casos de Síndrome de Down.

Oxidación del espermatozoide

Desde el Institut Marqués se advierte al hombre del riesgo que supone posoner la paternidad. Estos profesionales también advierten que el padre, al igual que la madre, tiene un reloj biológico cuyos tiempos deben ser respetados. El paso de los años puede producir cambios en el seminograma y oxidación de los espermatozoides, de esta forma se reduce la capacidad fecundante del varón.

Además, el paso del tiempo provoca el daño en el material genético contenido en los espermatozoides. Estas alteraciones puede ser causa de enfermedades futuras en los hijos. El envejecimiento fisiológico del apartado reproductor masculino se manifiesta en tres aspectos:

  • Reducción muy lenta pero progresiva del volumen seminal.
  • Se reduce el porcentaje de espermatozoides de máxima movilidad.
  • Oxidación y causa de lesiones en cadena de ADN de los espermatozoides.

Efectos en los hijos

El paso del tiempo influye en la calidad del esperma y esto no solo reduce la posibilidad de tener hijos. También hace que puedan aparecer mutaciones en los mismos. El riesgo de mutaciones espontáneas de un gen puede ser 5 veces mayor en un padre de 45 que en uno de 20 años. También se pone de relieve que es más probable que la mujer pueda sufrir un aborto por estas alteraciones.

En cuanto a los efectos en los hijos, el Institut Marqués destaca los siguientes como lo más frecuentes por la alteración del esperma:

  • Anomalías cromosómicas. Se calcula que el 10% de los Síndromes de Down y hasta el 40% de Síndromes de Klinefelter “de novo” están en relación con edad del padre superior a 55 años.
  • Enfermedades como enanismo acondroplásico, casos nuevos de neurofibromatosis, esclerosis tuberosa, Marfan, Síndrome de Apert, aniridia y retinoblastoma bilateral.
  • Otras patologías como la esquizofrenia y el autismo. La maternidad y paternidad tardía aumentan el riesgo de tener un hijo con espectro autista: Cada 5 años que cumplen los progenitores se incrementan un 18% las probabilidades.
  • Incluso los nietos pueden correr mayor riesgo de padecer algunas anomalías que no se presentan en la hija de un padre de edad avanzada: distrofia muscular de Duchenne, Síndrome de X frágil y algunas tipos de hemofilia.
  • Mutaciones genéticas. Mutaciones anómalas en un grupo de células y dar lugar a un tumor, o mutaciones en las células reproductoras y dar lugar al nacimiento de hijos con enfermedades hereditarias.

 

Fuente: Ojo¡¡¡ Fernando este hay que publicarlo como todos los que tomamos de está fuente…

HACERFAMILIA.NET

La Fundación para la Educación y Orientación Familiar Hacer Familia fue fundada en 1981 como una entidad sin fines de lucro, por un grupo de profesionales y padres de familia vivamente motivados por la grandeza de la vida familiar.

Su principal objetivo ha sido reafirmar a los padres como primeros educadores de sus hijos y trasmitir a la sociedad los valores que se cultivan en la familia y que influyen positivamente en el desarrollo de la historia.

Con este objetivo, Hacer Familia dicta charlas y cursos a padres y educadores, publica desde 1994 la Revista Hacer Familia, edita libros sobre educación y formación y mantiene el portal www.hacerfamilia.net desde el año 2000.

Fundación Hacer Familia
Estoril 670, Las Condes.
Santiago, Chile

Teléfonos:
(56-2)2 828 8200
(56-2)2 828 8210


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla