Síndrome del impostor



Una carrera profesional exitosa, logros académicos, elogios y, a pesar de todo, sigues pensando que todo se debe a una serie de “golpes de buena suerte”, que pueden desaparecer en cualquier momento.

Este trastorno es más habitual de lo que parece: se llama “Síndrome del Impostor” y 7 de cada 10 personas lo han sufrido alguna vez en su vida, según la doctora Valerie Young.

Millones de mujeres y hombres en todo el mundo, desde exitosos directivos de empresas, hasta brillantes estudiantes o actrices, están secretamente preocupados por no ser tan capaces como todos creen, asegura Young.

Hay dos niveles: uno que desaparece con el tiempo y la experiencia -y que se manifiesta cuando nos sentimos inseguras ante un nuevo reto o puesto de trabajo- y otro más grave, que empeora con el tiempo.

Cuatro posibles causas

  1. Dinámicas familiares durante la infancia. Cuando tu hermano es “el inteligente” y tu eres “la simpática”, o tienes presión para sacar buenas notas, padres muy exitosos o sientes que eres “la oveja negra”.
  2. Diferencias salariales.
  3. Estereotipos sexuales. Mensajes de éxito y fracaso en la sociedad o la presión ante ser madre y, al mismo tiempo, una profesional de éxito.
  4. Percepción de éxito, fracaso y competencia.

Ser muy exigentes consigo mismas y tener una lista de requisitos prácticamente imposibles de llevar a cabo.

¿Qué puedo hacer?

  1. Acepta que no eres ni debes ser perfecta. Valórate y quiérete; tú eres lo más importante.
  2. Acepta que puedes equivocarte y que quizás no conoces todas las respuestas, o que no sabes hacer ciertas cosas.
  3. Atrévete a verbalizar lo que te ocurre, pide opiniones sobre ti y tus pensamientos.
  4. Acepta los cumplidos y los elogios. No los pongas en tela de juicio. Disfrútalos, te lo mereces.
  5. Haz una lista de todas tus cualidades y logros que has ido cumpliendo en tu vida y prémiate por ello.
  6. Agradece. Haz una lista de 5 cosas al día que van bien en tu vida y focalízate en lo positivo.
  7. Rodéate de personas optimistas y que te infundan alegría y motivación.

Fuente: www.supermujer.com.mx

 


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla