Tips modernos para criar adolescentes exitosos.

El propósito de esta herencia cognitiva es, fundamentalmente, preparar a nuestros sucesores para sobrevivir con autonomía.



Hoy, queremos mostrarte algunos métodos educativos que han evolucionado para adaptarse a la generación actual. Estos, responden a las necesidades manifiestas de los adolescentes de hoy. De este modo, compartimos los siguientes tips de educación vanguardistas. Seguro te ayudarán a construir tus tácticas de crianza si tienes hijos en esta compleja y fascinante etapa de sus vidas:

No frenes su curiosidad y su creatividad

Los seres humanos tenemos una cualidad innata que nos impulsa a aprender. Por supuesto, en la adolescencia tenemos dicha característica vibrando más que nunca. Con todos los cambios físicos y psicológicos que sufrimos en esta etapa de nuestras vidas, necesitamos respuestas. Cuando se trunca la curiosidad, se crea frustración.

Ser curioso, fomenta la actividad mental constante. Cuantas más respuestas encontramos, más queremos saber. Y con cada pregunta se generan deseos de crear. El profesor Jahuira del Colegio de Ciencias de Colombia, asegura que no se deben inculcar los deseos de preguntar, todos ya somos esencialmente curiosos. El verdadero punto de enfoque es la omisión de barreras que le impidan a los adolescentes cuestionar el mundo que los rodea. Esto, a su vez, influye directamente en su libre capacidad creativa.

Cuando obligas, pierdes

Por supuesto, hay que trabajar en esto desde la niñez. No es cuestión de aplicar únicamente en la adolescencia. Jordi Mateu, miembro de la Red de Educación Libre de España, asegura que si a un niño se le obliga a aprender, en la adolescencia perderá toda curiosidad por los nuevos conocimientos.

La mente de un niño tiene aptitudes de aprendizaje cualitativamente superiores a las de un adulto. En ellos, hay un desarrollo natural para percibir lo que se le presenta. Esta es la manera en que aprende a controlar su cuerpo, aceptar su entorno y establecer un lenguaje para comunicarse. Todo fluye inconscientemente, sin demasiado esfuerzo. Cuando se le obliga a aprender una cosa en lugar de otra, el proceso natural de absorción cognitiva se rompe.

En el documental “La educación prohibida”, del director argentino Germán Doin, se muestran algunos resultados interesantes de recientes estudios. Allí se indica que, actualmente, a la edad de 5 años, el 98 % de los niños podrían ser considerados como genios. A esta edad, son curiosos, creativos y pueden pensar de maneras diversas para resolver problemas. En otras palabras, tienen la mente abierta.

El problema es que, 10 o 15 años más tarde -en la adolescencia-, solo el 10 % de los niños mantiene estas capacidades. “De alguna forma estoy diciendo que, más allá de la mente, desde el mundo de la conciencia, todos somos genios. Y, realmente, el maestro lo que tiene que aprender es que sus alumnos puedan abrir las puertas en su mente para que le extiendan todo ese conocimiento, esa creatividad y genialidad que todos llevamos dentro”. Así lo explica Carlos González Pérez, educador y autor español.

Ser colaborativo es mejor que ser competitivo

Las maneras tradicionales de recibir educación inculcan la competitividad, en su gran mayoría. Sin embargo, hay quienes piensan que hay un enfoque mucho mejor y más efectivo para la sociedad: la colaboración. Así logra verse en el documental “Invadiendo el mundo” dirigido por Michael Moore. En este filme, el director visita Finlandia con el ánimo de averiguar por qué este país ostenta el título a la mejor educación del mundo.

A Moore le sorprendió saber que hace tan solo unos años, Finlandia se perdía en medio de los niveles promedio de la educación mundial. Sin embargo, en pocos años, logró encabezar el ranking de educación global. En verdad, cambiaron radicalmente el sistema educativo. Notaron que había una mayor respuesta de niños y adolescentes a los métodos individualizados de educación.

Es decir, se enfocaron en el libre desarrollo de sus capacidades únicas. Al mismo tiempo, buscaron la manera de colaborar con los demás para resolver situaciones y compartir conocimientos: la esencia real del trabajo en equipo.

Ya no se trata de estandarizar los métodos para que todos aprendan lo mismo mientras cada uno busca ser mejor que el otro. Se trata de aprender naturalmente lo que más le interesa a cada quien, complementarlo con los demás, compartirlo y, de esta forma, mantener el placer por curiosear.

No juzgar sus capacidades en función de las calificaciones

Continuando con el interesante descubrimiento de Michael Moore, cabe resaltar que lo más atractivo del sistema educativo de Finlandia es la abolición de las tareas en su mayoría. De igual manera, ocurrió con los exámenes estandarizados. Krista Kiuru, Ministra de Educación de este país, asegura que “los alumnos necesitan más tiempo para ser jóvenes y disfrutar la vida”.

Esto significa, por supuesto, que las calificaciones ya no son la principal preocupación de los estudiantes. Su mayor interés es aprender cómo funciona el mundo mediante la práctica. Aunque niños y adolescentes asisten al colegio solo un par de horas al día y las tareas les ocupan unos cuantos minutos, han logrado explotar al máximo el potencial de sus mentes.

Además de mantener un nivel alto en sus promedios sin esfuerzo, en su etapa adolescente, la gran mayoría (si no todos), hablan más de dos idiomas diferentes a su lengua natal. En otras palabras, dejaron vivir libremente al genio en cada joven y niño finlandés.

La escuela complementa la educación en casa

Uno de los errores más comunes en la crianza es ceder toda la responsabilidad de la educación a las instituciones. Aunque las escuelas y universidades se especializan en impartir educación, solo representan una parte del proceso cognitivo de nuestros hijos.

“Si estamos en una familia donde la red de afectos es supremamente débil. Además, los niveles de agresión son supremamente altos, los adolescentes probablemente adopten comportamientos violentos. No necesariamente sea de este modo; lo que quiero decir, es que en contextos violentos, la violencia se reproduce con mayor facilidad”. Así lo define Willian Rodríguez, miembro del Instituto Popular de Cultura de Cali (Colombia).

En este orden de ideas, como se enseñen valores, principios, costumbres y hábitos saludables desde casa, se permitirá el desarrollo exitoso de nuestros hijos. Ciertamente, los métodos de crianza han evolucionado y difieren bastante con los de antaño. Sin embargo, hay un principio que sigue vigente hasta nuestros días: Somos el reflejo de cómo nos comportamos en casa.

La correcta educación de los niños en el hogar les permitirá de adolescentes llegar a un desarrollo interpersonal exitoso. La clave aquí yace en el entendimiento genuino de estos aprendizajes. De esta manera, serán parte de cada quien y se replicarán naturalmente; como enseñar la importancia del respeto hacia los demás a través del ejemplo.

De todas maneras, no existe una sola forma de criar a un adolescente para el éxito. Cada uno es un universo totalmente único y particular. Aunque todo padre y madre fue primero adolescente, cada generación requiere de un tratamiento diferente. La crianza debe ser contextual, adaptativa y evolutiva. Nuestra sociedad está en constante transformación y tanto las ideas del pasado como las nuevas aportan al mejoramiento de la crianza.

Es importante aprender a comunicarnos para sacar provecho de todas las ideas y prácticas. Escuchar las necesidades de los adolescentes puede traducirse en la construcción de un nuevo paradigma educativo.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla