Vive más años en movimiento



Las ventajas de practicar actividad física van más allá de tener fuerza o disminuir tu porcentaje de grasa corporal, pues más del 6% de personas a nivel mundial fallecen a causa del sedentarismo.

La actividad física se refiere a cualquier movimiento corporal que lleva a nuestro cuerpo a tener un mayor gasto de energía como caminar, realizar tareas domésticas, bailar, etcétera, pero también debemos hacerlo a conciencia. La ventaja de esta propuesta es que la puedes realizar en tu casa o al aire libre, dedicando mínimo quince minutos al día para que durante toda la semana tengas 105 minutos.

La OMS recomienda realizar mínimo 150 minutos a la semana, pero puedes comenzar con esta pequeña rutina por quince días hasta poder tener una rutina con más ejercicios y resistir mayor tiempo. Empezamos con algo básico y lo ideal es que cubra tres partes fundamentales: calentamiento, parte media y relajación.

Calentamiento

Realízalo de manera ordenada de arriba hacia abajo. Se recomienda que dure tres minutos. Realiza movimientos amplios seguidos de ejercicios de flexibilidad y estiramiento. Recuerda tomar aire por la nariz y axhalar por la boca.

  • Mover el cuello de un lado a otro (12 a 15 veces),
  • Realizar círculos con los hombros hacia adelante y hacia atrás,
  • Coloca tus manos en la cadera y lleva tu tronco al frente y atrás, después llévalo de lado derecho y de lado izquierdo,
  • Flexiona y extiende tus rodillas y finalmente realiza círculos con tus tobillos, primero el derecho y luego el izquierdo.

Parte media

En esta parte puedes poner tu canción favorita.

  • Estira el tríceps, colócalo a 180° flexionando el codo por atrás de tu cabeza y con ayuda de tu otra mano empuja el codo hacia atrás y después cambia de lado (10 segundos).
  • Estira tu columna, colócate con los pies a la misma altura y con la espalda recta, coloca las palmas de la mano hacia arriba por encima de la cabeza, flexiona los brazos y respira profundamente abriendo tu pecho.
  • Realiza desplantes, en este ejercicio vas a trabajar músculos como el cuádriceps, glúteo y bíceps femoral. Lleva un pie al frente y mantén  el otro atrás, lleva el peso de tu cuerpo sobre el pie que está al frente para trabajar los músculos y baja  (quince veces con cada lado).
  • Estira el pecho, toma tu piel izquierdo por atrás con tu mano derecha por quince segundos y repite con el otro pie.

Relajación

Ponte en cuclillas y lentamente acerca la cabeza lo más posible a las rodillas, cuenta por ocho segundos y repite tres veces.

Por último, recuerda que la actividad física favorece la potencia cerebral, reduce la depresión e incrementa la confianza en la imagen corporal, reduce el riesgo cardiaco y el sobrepeso, disminuye la presión, mejora la calcificación de los huesos previniendo la osteoporosis y la osteopenia, mejora el sistema inmune y mejora la digestión.

¡Anímate desde hoy!, dedica un mínimo de quince minutos al día a ejercitarte y rápidamente verás los resultados.

 


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla