Amate incondicionalmente.

Cuando no logras amarte a ti mismo, no puedes sentirte plenamente feliz.



Enamorarte de ti es un proceso en donde paso a paso encontrarás tu misión, aprenderás sobre autocontrol, a incrementar tu autoestima y autoelogiarte. Todo esto, sin cruzar la línea del narcicismo.

Aprende a conocerte

Haz una autoevaluación consciente y honesta de lo que eres o no, y analiza cuál es tu plan de vida para reflexionar sobre ello. Claro está, que la forma más efectiva de hacer esto, es por medio de un profesional, terapia o coaching. Así será más fácil tener un concepto objetivo por parte de este, que te ayudará a ver esos detalles de la vida que tú no has percibido.

Practica también haciendo una lista de tus puntos fuertes y débiles. Coge una hoja o un documento en tu computador y separa en dos columnas estos puntos, escribiendo todo lo que se te venga a la cabeza. Cuando termines, lee y analiza qué de esto es cierto o si es un prejuicio propio.

Evita las comparaciones

Es difícil evitar compararse con los demás, siempre vemos “a alguien con mejor físico” o “más hábil”. ¡Las comparaciones son odiosas! Puedes escoger fuentes de inspiración, pero no para sentirte inferior sino como motivación. Un deportista que haya superado sus obstáculos en la vida o un exitoso empresario que con discapacidades físicas logró salir adelante, pueden servirte de inspiración para cumplir tus metas.

Siempre vas a encontrar que hay alguien mejor o alguien peor. La comparación es un juego en el que siempre vas a perder, no la practiques.

Sé independientemente emocional

¿Temes a estar solo? ¿Te cuesta confiar en ti? Muchas veces nos apegamos a cosas y no caemos en cuenta que no nos aportan nada bueno, se convierten en adicción. Estas nos llevan a extremos y evitan que aprendamos a soltar. Recuerda los apegos nos privan de la libertad.

La forma más sana de encontrar la felicidad y amarte a ti mismo, es liberándote de todos aquellos apegos.

¿Tienes una relación sentimental en la que sientes que dependes emocionalmente de tu pareja? Si sabes que te hace daño y que aún así no la puedes dejar, debes empezar un proceso de independencia y amor propio.

Mejorar tu autoestima

¿Te sientes físicamente agradable? ¿Sientes que no puedes lograr algo? Debes eliminar estos malos autoconceptos y trabajar en mejorar tu autoestima.

Practica decirte cosas bonitas frente a un espejo y ¿Por qué no escribirte una carta? Ponte nuevos retos y empréndelos, todo esto hará que mejores el concepto que tienes de ti.

Realiza actividades que le den bienestar a tu cuerpo

Practicar la meditación, hacer ejercicio o dormir las horas adecuadas, harán que tu cuerpo se sienta feliz. Otra actividad que muchas veces no tenemos en cuenta es nuestra alimentación. Muchas veces creemos que por comer grasas o azúcares en exceso, somos felices, pero no nos damos cuenta el daño que nos hacemos.

Es mucho mejor equilibrar los alimentos que ingieres y darles la importancia que requieren. A la hora de la cena, también deja tu celular al lado y disfruta de la comida junto a tus seres queridos. Si haces todas estas actividades, tu cuerpo te lo agradecerá.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla