En qué consiste la evaluación y diagnóstico fisioterapéutico.

Antes de iniciar un tratamiento, es muy importante que el profesional realice una adecuada valoración del caso personalizado.



Cuando una persona acude a un centro de atención para prevenir una lesión, tratar su dolor, disfunción y/o rehabilitar la zona afectada, debe comprender que antes de iniciar un tratamiento, es muy importante que el profesional realice una adecuada valoración y diagnóstico para que la recuperación sea óptima y rápida.

Durante el proceso de evaluación se pueden realizar diferentes pruebas, con la finalidad de recopilar datos sobre el paciente. Además, tener en cuenta situaciones recientes y de años anteriores que puedan haber influido en el cuadro actual

Tras las preguntas, la exploración física y la evaluación de los movimientos, se realizará el diagnóstico fisioterapéutico para plantear un tratamiento que asegure una mejor funcionalidad y una recuperación óptima que permita al paciente reincorporarse a sus actividades con prontitud.

Tenga en cuenta que es importante ser atendido por un profesional en fisioterapia o terapia física (profesional universitario), que está capacitado para realizar una adecuada valoración, diagnóstico y tratamiento de las disfunciones del movimiento del cuerpo.

Diagnóstico en Fisioterapia

Ante una lesión, como las que ocurren en el deporte (caída, golpe, dolor muscular o articular, limitación de movilidad, falta de fuerza…) es necesario acudir al médico para recibir el diagnóstico médico y el tratamiento médico pertinente. Ahora bien, una cosa es el diagnóstico médico, y otra, el fisioterápico, que tiene unas características propias y es obligación del fisioterapeuta.

En el diagnóstico fisioterápico no nos quedamos simplemente con el nombre o la descripción de la lesión, sino que, partiendo de la valoración fisioterápica, se detectan los problemas y se clasifican siguiendo una nomenclatura, dando lugar al diagnóstico fisioterápico.

Es cierto que hay distintos métodos en fisioterapia y que la forma de valorar y llegar al diagnóstico, incluso la terminología empleada varia bastante de un fisioterapeuta a otro. Recomiendo, en caso de lesiones deportivas, acudir a fisioterapeutas formados y especializados en estas lesiones, pues tendrán más facilidad para realizar una valoración y diagnóstico adecuados, lo cual dará lugar a una buena planificación de los objetivos. Así, una vez que ya tenemos toda la información, se pueden planificar las sesiones de tratamiento.

Con esta entrada lo que quiero es concienciar a aquellos que acuden con prisa al fisioterapeuta con un volante de su compañía de seguros que pone “calor y masaje” o “onda corta y ultrasonidos”, y también a aquellos que pagan sesiones de su bolsillo y que quieren algo rápido que los mande a casa pronto, sin dar tiempo al profesional a poder detectar el problema desde el punto de vista de la fisioterapia.

El buen diagnóstico fisioterápico y las reevaluaciones periódicas son la forma de conseguir el mejor tratamiento para una óptima recuperación. Si como fisios nos limitamos a usar las manos para tratar sin valorar ni gastar neuronas, flaco favor hacemos a los pacientes.

Si como pacientes demandamos tratamiento desde el primer minuto de consulta, y si es un tratamiento cómodo, pasivo e incluye masaje, mejor que mejor, entonces flaco favor nos hacemos a nosotros mismos.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla