Esto puede afectar la infertilidad.

La infertilidad afecta a una proporción considerable de la población: alrededor del 16 % de las parejas no pueden concebir tras un año de relaciones sexuales sin protección.



Tanto para las mujeres que aún no han sido madres como para las que ya han pasado por esta dulce etapa, ronda el mito o el presupuesto de la presencia de la infertilidad. Entre mitos y verdades la infertilidad es un riesgo que puede darse, pero, a renglón seguido, te ofrecemos algunos factores que pueden incidir en la fertilidad. Las posibilidades de tomar medidas al respecto son muchas, así que presta atención a lo siguiente.

1. ¿Puede afectarnos la obesidad?

Es un riesgo que se corre. El exceso de peso por lo general interviene y afecta de forma directa en la producción de hormonas. Cuando esto sucede, la disminución de hormonas reduce nuestra capacidad de ser fértiles y en este peligro es probable que el embarazo sea difícil de alcanzar.

2. Si eres muy delgada

Este es el caso contrapuesto al anterior y como se puede ver, ninguno de los dos extremos son buenos. Sucede que muchas mujeres con esta disfunción, con muy bajo peso dejan de menstruar, o su ciclo menstrual se ve muy afectado volviéndose muy irregular. Todo esto se debe a que la producción de leptina disminuye notablemente y es precisamente, la hormona indispensable para que el ciclo pueda darse.

3. ¿Qué tanto incide la edad?

Si ya has pasado la franja de los 40 años, las posibilidades de embarazo empiezan a reducirse o cuanto menos a complicarse, pues el cuerpo va preparándose para llegar a la etapa de la menopausia, aunque esto no siempre es tan exacto y preciso, todo puede variar según cada mujer, cada organismo. Siempre es recomendable consultar al médico, pues hoy en día existen muchos tratamientos para mujeres de esta edad en materia de fertilidad y embarazo, previos a dejar de ovular.

No es menos cierto que, antes de esta etapa, puede que tu ciclo menstrual se vuelva menos regular.

4. La importancia de la herencia genética

Es bueno precisar que, en ocasiones, la fertilidad puede tener problemas no necesariamente por alguna disfunción que tenga que ver directamente con tu organismo, muchas veces los problemas se originan a partir de la herencia genética y no en ti. Significa entonces que, tiene que ver con la transferencia de información genética que has recibido de tu madre, por eso es importante que le hagas preguntas respecto a la edad en que comenzó a menstruar y la edad en la cual comenzó la menopausia. Esto quiere decir mucho a la hora de averiguar el origen de los problemas reproductivos para saber cómo tratarlos.

Es necesario que tengas siempre en cuenta que las hormonas de las mujeres son muy similares a las de la madre y a las de la abuela, pues toda esa información ha sido transferida desde el momento de la concepción y ese hilo conductor hereditario se hace presente por dos generaciones.

5. Los químicos utilizados dentro de la casa

Los pesticidas, aunque sean de uso doméstico pueden llegar a ser un riesgo. Ten presente a la hora de las labores de limpieza, no utilizar químicos muy fuertes, desinfectantes y hasta insecticidas.

Sería bueno que consultes con tu médico de cabecera y que él te recomiende cuáles son los que puedes utilizar. No solo la manipulación de estos productos puede ser tóxica, también puedes llegar a estar en contacto con ellos en cualquier momento sin darte cuenta, tanto para la limpieza, desinfección contra insectos, en la casa como en el jardín.

6. Ten cuidado con el cigarrillo

Fumar no solamente te afecta durante el embarazo, pudiendo generar graves inconvenientes en la salud de tu bebé, sino también afectará el proceso reproductivo.

La Sociedad Norteamericana de Medicina afirma en un estudio que las mujeres fumadoras tienen un 13% de riesgo de infertilidad. Significa entonces, que el cigarrillo no afecta solo a las embarazadas sino también a las mujeres en edad reproductiva.

7. Estar amamantando a otro bebé

Este es un mito popular. Se dice que las mujeres que están amamantando a su bebé no corren riesgo de quedar embarazadas, en realidad esto sería posible en razón de que los nutrientes que se producen disminuyen la fertilidad. Pero debes tener en cuenta que, solo la disminuye, pero no la anula.

Hay muchos casos de mujeres que quedan embarazadas aun dando de mamar a otro bebé.

8. La incidencia del alcohol

Se recomienda siempre evitar su consumo durante el embarazo, pero debes saber que tampoco es recomendable su consumo cuando buscas embarazarte.

Esto es así porque el consumo de alcohol podría eventualmente generar algún que otro trastorno en el proceso de ovulación.

9. El ejercicio extremo

Una investigación realizada por Fertility and Sterility concluye que la actividad física en extremo, como en el caso de las mujeres evaluadas que practican ejercicios semanales por más de cinco horas, no podían embarazarse.

Así que, ten en cuenta que pese a lo saludable que es la actividad física, si pretendes embarazarte, no debes abusar de ella.

10. Métodos anticonceptivos

Un efecto instantáneo que se produce luego de dejar de consumir pastillas anticonceptivas es que tu fertilidad se fortalece.

11. Desórdenes de la tiroides

Los trastornos que tienen que ver con las disfunciones de las glándulas tiroides generan eventualmente infertilidad. Por ello, para salir de las dudas debes realizarte análisis para descartar o confirmar este problema.

12. La cafeína

Lo asegura un estudio realizado por la Universidad de Nevada, EE.UU. concluye que, en alguna medida, el consumo excesivo de cafeína favorece a la infertilidad.

13. Las enfermedades de transmisión sexual

Enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea y la clamidia producen una inflamación en la zona pélvica por lo que puede generar infertilidad.

14. El estrés

Es una posibilidad. Suele suceder si las enzimas provocadas por el estrés inciden, en el caso de que estés en proceso de quedar embarazada.

15. Enfermedades condicionantes

Todas las enfermedades autoinmunes, el síndrome de ovarios poliquísticos, la endometriosis, son enfermedades que llevan a la infertilidad. Es conveniente que en estos casos consultes con tu médico.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla