Trastornos alimenticios más comunes.

La industria y las redes sociales han inducido a la mayoría de la población a querer obtener la apariencia perfecta.



Tu salud es algo que peligra si comienzas a alterar la nutrición de tu organismo. Por lo que debes tener mucho cuidado con las decisiones que tomas al querer buscar el “cuerpo perfecto”. Es normal que quieras sentirte bien con tu apariencia, pero todo tiene un límite y debes saber cuál es.

Caer en los trastornos alimenticios que afectan actualmente a la población, podría significar la muerte en el peor de los casos. Por lo que debes estar al tanto de su existencia para evitar que tú o los tuyos los padezcan.

Generalmente, estas afecciones al bienestar individual afectan a las mujeres. Sin embargo, los hombres no están libres de sufrirlas. La obsesión por parecerse a una imagen sacada de las revistas o redes sociales puede terminar con tu vida. Reacciona y busca ayuda si estás pasando por algo similar a estas afecciones de la salud.

Según el registro de la Organización Mundial de la Salud, la mortalidad en trastornos alimenticios es del 5 al 15%. Lo que se traduce en unas 11 mil muertes por año. Generadas por un simple capricho social. Si lo analizas, la cifra es alarmante y lo más preocupante aún, es que va en ascenso.

Cuando de bienestar hablamos, no puedes preferir tu apariencia física. Si algunos de estos trastornos te afectan, debes buscar ayuda inmediatamente y antes de que sea tarde. Si algo puede traer consecuencias terribles a tu vida es una mala nutrición, así lo demuestran estudios realizados.

La anorexia y la bulimia son los trastornos alimenticios más comunes…

Debido a esas insaciables ganas de parecerse a las chicas de Instagram. Muchas mujeres caen en conductas dañinas para la salud. Tanto la anorexia como la bulimia son los trastornos que se presentan más comúnmente en la población juvenil. La obsesión continua por obtener el cuerpo perfecto lleva a mujeres y hombres en todo el mundo a este grave problema de salud.

Por otro lado, la anorexia en la vejez también se manifiesta cuando los abuelos dejan de comer. En este caso, una mala nutrición podría acabar con la vida de cualquier anciano. La tasa de mortalidad que se atribuye a estas enfermedades es preocupantemente alta y no distingue edad ni género.

Solamente en España, según las estadísticas de la Organización, anualmente se promedian 80 mil casos de trastornos alimenticios. Esta es una realidad que plantea un panorama bastante negativo para la población juvenil y adulta de la actualidad. Recuerda que no puedes guiarte por cánones de belleza establecida que, realmente, no existen más que en paradigmas sociales excluyentes.

Con la magia de la edición y fotografía cada vez más personas pueden parecer físicamente perfectas en una foto. Muchas veces, no es la realidad. Tu bienestar, tiene que estar por encima de cualquier banalidad que lleve a afectar tu salud mental y física. La anorexia o la bulimia no son una opción a seguir.

Son muchos los casos que terminan con la vida de jóvenes en todo el mundo ¿Quieres ser parte de las estadísticas? ¡La aceptación de tu cuerpo debe ser lo que persigas!

Los hombres también sufren anorexia y otros trastornos…

Por desgracia las cifras de la Organización Mundial de la Salud en relación con los trastornos alimenticios van en aumento. En los últimos tiempos, la industria de la moda y los medios de difusión, se han encargado de vender cuerpos caricaturizados. Sobre todo, a las generaciones actuales cuyo bienestar ha parecido haber caído a segundo plano, bajo la estética.

Se pueden encontrar más casos de bulimia o anorexia en mujeres. Sin embargo, el porcentaje de hombres con estos trastornos alimenticios aumenta. Lo ideal si conoces a alguien o padeces de este desorden en tu nutrición es que acudas al psicólogo, hagas una visita al nutricionista o a especialistas en estos trastornos si estás en una etapa muy avanzada. La búsqueda del cuerpo perfecto no encontrará su rumbo como esperas si estás yendo contra tu bienestar. Esta te puede llevar a la dismorfia muscular o vigorexia, entre otras cosas.

Estos trastornos alimenticios son menos comunes, pero igual de mortales. Son más notables en hombres, debido a la influencia de los medios de difusión y las redes sociales. La idea del abdomen de hierro y el cuerpo masculino ideal, puede llevarte a reducir tus niveles de testosterona y afectar tu sistema óseo.

Si esa es tu visión del cuerpo perfecto, necesitas ayuda con tu nutrición. Lo que debes entender en cualquiera de los casos, es que los medios están para vender algo que no existe. Si persigues esa idea con ganas de lograr el nivel de esas “figuras perfectas”, tú podrías dejar de existir. No juegues con tu salud, por una apariencia física.

Otro problema de nutrición que afecta el bienestar es la obesidad…

En este caso no parece importar obtener una figura ideal salida de los medios. Pero igual, es una realidad que afecta el 16% de la población infantil en España según la OMS. Este es de los trastornos alimenticios de genética evolutiva, que afecta a muchos niños y adultos en el mundo.

Parece haberse vuelto una epidemia. Puesto que, se hace muy común ver personas con sobrepeso en todas partes. Una enfermedad que trae muchas fatalidades, por sus acciones sobre el corazón. Por lo tanto, si es tu caso debes hacerle frente. Aunque la genética avanza en su identificación, sigue afectándonos.

Una población despreocupada por su salud es la que nos estamos encontrando hoy en día. La vida agitada, la mala nutrición y la cotidianidad sedentaria hacen de la obesidad el enemigo de tu bienestar. Esto, también recae mucho en el mercado actual, la grasa vende y somos despreocupados por lo que comemos.

Una cultura económica construida con base en el estómago inculto de la población, nos enfrenta a este trastorno alimenticio tan perjudicial. Debe preocupar la rapidez con la que ascienden los casos de obesidad. Pero, lo más importante es hay que actuar sobre ello.

Si sufres de este trastorno es hora de pensar en tu bienestar y cambiar tus hábitos. Esto, sin duda, incluye tu nutrición y las actividades que desarrolles diariamente. Debes entender que no se habla solo de un problema estético, es tu salud con la que estás jugando.

No tratar este problema tan severo, podría traerte terribles consecuencias a futuro. La hipertensión, la diabetes o los problemas cardiovasculares, solo por mencionar algunas. No debes seguir castigando tu cuerpo de esta forma. Busca ayuda y ejerce un cambio radical en tu vida.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla